Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Cuestión diabólica

íñigo Errejón es el futuro Messi de la política española, nada que ver con Pablo Iglesias, que es un subproducto de la extrema izquierda frustrada de la Transición. Las primeras 10 páginas del documento político que Errejón ha presentado al congreso de Podemos admiten poca discusión, la principal quiebra del orden salido de 1978 es la fractura interna del PSOE, que se vio obligado a decidir sobre una cuestión diabólica: o el apoyo a Rajoy o el desplazamiento a la extrema izquierda. Errejón entiende que los socialistas se han equivocado, aunque sólo hay que observar qué le ocurre a él en su partido para concluir que la decisión fue terrible, pero acertada. O Errejón se hace con Podemos, lo que no es descartable, o Pablo Iglesias le terminará echando, porque en sus genes comunistas hay una intolerancia religiosa hacia la disidencia. Si Errejón gana, habrá una confluencia en el futuro entre buena parte del PSOE y de Podemos, al estilo de Italia; si vence Iglesias, el partido del verdadero Pablo Iglesias volverá a tener una oportunidad en España. A ambos les separa una diferencia estratégica, que es el mayor desencuentro político que hay en las izquierdas. De siempre. Lucha armada o política, revolución o pacto social, ruptura o reforma, tan jóvenes y Vistalegre II ya se antoja como una Segunda Internacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios