'Cuentos y leyendas de la montaña española'

Según contaban hace unos días aumenta el número de escritores locales que consiguen editar sus libros así como el número de librerías en nuestra capital. Nos congratula porque no es fácil en nuestros días que un autor vea publicadas sus creaciones. No ocurre así con el autor al que hoy vuelvo, una vez más, entre tantas que me he referido a sus libros en estas columnas semanales que, llamadas Caleidoscopio, escribo hace casi 15 años. Me refiero a Rodolfo Recio, que acaba de publicar Cuentos y leyendas de la montaña española, un conjunto de 16 relatos breves que nos devuelven a su bruñida y floreciente prosa que ha iluminado toda su inmensa narrativa. Porque el escritor de Fuenteheridos, doctor en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, literato y antropólogo, Premio Nacional de Cuentos, Premio Andalucía y Ciudad de Huelva de Periodismo, entre otros galardones, es un prolífico e infatigable autor de 450 trabajos publicados, de ellos 15 novelas históricas, libros de Historia y Antropología, poemarios, ensayos, cuentos, relatos cortos, artículos de prensa y ponencias en congresos, despliega aquí toda su exuberancia literaria, desbordante en argumentos descriptivos y expresiones, entre ellas sus vocablos dialectales, inmersos en su propio Diccionario de la Sierra, que es otra de sus obras imprescindibles.

Cuentos y leyendas de la montaña española nos descubre la clave de ese enigma, de esa magia que inspira este tipo de narraciones en el preludio con el que Rodolfo Recio inicia esta edición: "Las leyendas de la montaña nunca son como las del llano. Porque la montaña es la antítesis del llano. En las sierras andaluzas, en Galicia, en las montañas de Sanabria, o en los Pirineos, caminas por uno de sus senderos retorcidos y empinados y no sabes si al girar a la derecha vas a encontrarte con perfiles inéditos, sombras misteriosas o abismos terroríficos… Y en ese no saber está el misterio".

Conocedor privilegiado de los parajes y vericuetos más recónditos e imprevisibles de nuestra prodigiosa serranía, hay en estos cuentos un atractivo especial en los que se refieren a nuestra peculiar geografía como El tesoro de Castillejos, iniciado en una alquería del siglo XII, en los bellos parajes del Múrtiga, Tierra de arrayanes o La casa encantada, allá por Cumbres Mayores o Sucedió en un sueño, otra leyenda de tesorillos de los Tinoco que Rodolfo Recio biografió en un tríptico memorable o La aldea de la fuente, sobre un poblado imaginario, vivo ejemplo de las ficciones epónimas, o El lago sin fondo, entre Fuenteheridos y Galaroza, "donde la sierra de Cortelazor se rompe en un quiebro y los pliegues se concretan en barrancos y simas temerosos" o El bicho con rasgos tenebrosos… En fin una amalgama de cuentos a cual más apasionante, inquietante, sorprendente y misterioso, y cuya lectura resulta ávida y emocionante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios