Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Buenas sensaciones, pero enfrente estaba Malta

La insignificancia del rival impide disparar los elogios, pero hay buen fondo de armario

Muchas fueron las incógnitas despejadas antier noche en el Ramón de Carranza. La fiesta gadita fue redonda y no faltó un solo perejil para que la cosa fuese más propia del Falla que del estadio. Estadio, por cierto, que ha quedado hecho una preciosidad y con un aforo muy adecuado a la demanda del cadismo. Fue una fiesta que dejó bien claras muchas de las incógnitas que se cernían sobre la selección, pero, claro, enfrente estaba Malta.

Un partido con Malta nunca puede ser banco de pruebas riguroso, por lo que no conviene ir a un volteo de campanas con tanta precipitación. Malta es lo que es, pero las sensaciones de que hay un cualificado fondo de armario son innegables. Debutantes, alguno que entra de rebote y lo borda, veteranos que parecen hechos de material perenne, incluso algún afortunado que hace gol en el primer balón que toca como internacional son ingredientes para un guiso bien sabroso.

Y entre tanto hallazgo, insistimos que ante Malta, un futbolista que ha tenido que emigrar allende los Pirineos para alcanzar la internacionalidad y que en esta ocasión llegó a ella como tercera opción. Se trata de ese viejo conocido que atiende por Pablo Sarabia y que no da puntada sin hilo. El ex sevillista tiene la rara habilidad de coger cada tren que pasa por su puerta y en Cádiz hizo méritos sobrados para estar entre los elegidos que afronten la itinerante Eurocopa dentro de unos meses.

¿O qué decir de los incombustibles Navas y Cazorla, goles incluidos? En fin que España dejó opción al optimismo y ahora hay que completar los deberes mañana en el Metropolitano. Vencer a Rumania, que llega deprimida por su batacazo ante Suecia como local, es asunto obligado para ir al sorteo con ventaja, con la ventaja que da ser una de las seis cabezas de serie. No parece que vaya a haber resbalón en lo más llano y son buenas las sensaciones, pero enfrente estaba Malta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios