Javier Ronchel

jaronchel@huelvainformacion.es

El AVE que Portugal quiere y España no

El Gobierno portugués está centrado en el desarrollo del ferrocarril luso con nuevas líneas de alta velocidad, hasta ahora inexistentes, que conecten Lisboa y Oporto, pero que también unan ambas ciudades con España, a través de Badajoz y Vigo. Son ya para Portugal las dos líneas transfronterizas prioritarias, que estarían listas, por su parte, en diciembre de 2023 y en 2030, respectivamente.

Hace unos días publicaba el diario El País una entrevista con el ministro de Infraestructuras y Vivienda de Portugal en la que abordaba directamente las conexiones ferroviarias entre su país y España, y hablaba de esas dos líneas y alguna más.

Hay dos conexiones más que menciona Pedro Nuno Santos en la entrevista: la que permitiría unir Oporto y Madrid por Salamanca, que apunta a 2040, según la planificación portuguesa, y la "unión del Algarve con Huelva". "En varias cumbres ibéricas lo hemos planteado y todavía no hemos conseguido que España incluya esta conexión en su planteamiento ferroviario, pero tenemos esperanza", explica el ministro luso sobre la línea con la provincia onubense. "Es una línea muy importante para unir el sur de España y el sur de Portugal y conectarnos al corredor mediterráneo", reconoce.

Es más, sigue Pedro Nuno Santos apuntando en la misma dirección, con la vista puesta en la próxima Cumbre Ibérica entre los gobiernos de ambos países: "La del Algarve es la única conexión que los españoles no se han comprometido aún a realizar. El corredor hacia España desde Sines, uno de los mayores puertos de Europa, se tenía que hacer". Y no da palos de ciego, porque habla de la necesidad de que transporte pasajeros, no sólo mercancías, y de la opción que hay de obtener financiación europea por la inclusión en los corredores transeuropeos, como estudian en el caso de Oporto-Vigo, el gran eje económico peninsular.

Esta clara voluntad portuguesa por la conexión con Huelva contrasta con el desinterés de un Gobierno español que estos días ultima la conexión de altas prestaciones con Extremadura, más nuevos tramos en Burgos y que negocia con el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta la conexión de Santa Justa con el aeropuerto. Todos los proyectos, sin duda, necesarios. Pero ninguno más que la postergada in aeternum línea de alta velocidad para Huelva, paralizada de nuevo por la obtención de nuevos informes ambientales, pese al interés portugués por completar el eje sur con el Algarve.

No hablamos sólo del desarrollo de una provincia como Huelva sino del futuro de toda una región y de dos países, España y Portugal, que también deben ganar competitividad con su unión ibérica, ambas con grandes planes de desarrollo industrial en el sur. ¿De verdad sólo lo vemos así aquí?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios