Análisis

Juanma G. Anes

A ver si usted se aclara

Una de las frases que siempre me ha hecho más gracia, de las muchas que forman el arsenal contra los que nos dedicamos a esto del periodismo más o menos seriamente, es el reproche de que nosotros lo tenemos muy fácil porque "hablamos a toro pasado". No siempre es así, porque a veces hasta nos da por hacer vaticinios, pero que nos acusen de contar, explicar u opinar sobre unos hechos que han sucedido, que son ésas algunas de las funciones del periodismo, es de nota.

Se puede ser parte del circo y soltar mil augurios sobre un jugador, sobre un equipo o sobre un torneo; también es posible sentarse en un plató o en un estudio de radio y hacer el ridículo con sobreactuaciones que dan vergüenza ajena; incluso el cronista o informador de turno se puede convertir en el mamporrero de cabecera de un dirigente -o de un ex-, o en portavoz o defensor particular de tal o cual jugador haga éste lo que haga (como si falla diez penaltis seguidos) y, aun así, resaltar que es mejor que Pelé. No niego que eso llame la atención ni, por supuesto, que venda más, pero oiga: ser sectario e incoherente por conveniencia será otra cosa, pero no es periodismo.

"Ahora que España ha sido eliminada sí dices que es un fracaso. Si eres tan listo, ¿por qué no decías en mayo que iba a fracasar?". Pues porque en mayo no había fracasado, criatura. Parece bastante sencillo. Si en mayo juega bien, se dice, y si cae en julio haciendo un ridículo espantoso, pues habrá que contarlo también, digo yo. Mediante el consumo, los lectores/oyentes/telespectadores tienen mucha más responsabilidad de la que parece en encumbrar a ciertos periodistas/pseudoperiodistas. "¡Qué vergüenza! Es que la prensa se inventa muchos fichajes y, al final… ¡no viene ninguno de los que dicen!". Con perdón: ¿la prensa? ¿Seguro que es un honrado periodista -que se puede equivocar, faltaría más- ése que suelta mil posibles incorporaciones, o lo es ése que rebuzna insultos y dice mentiras a sabiendas sólo por ganar audiencia y notoriedad? Si usted no sabe discriminar cuál puede ser una fuente fiable y cuál no quizás es que el problema es suyo y de sus neuronas. ¿Quiere periodismo o quiere circo? ¿En qué quedamos?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios