Análisis

Juanma G. Anes

La señal de la cruz

No, esto no es (aún) un desesperado llamamiento a la oración para implorar otro milagro que arregle la insostenible situación del Decano. La señal de la cruz, o más bien, la incomprensible ausencia de ésta en la imagen del escudo del Recre desde hace demasiados años, es sólo un síntoma más de que hay cosas que jamás deberían suceder en torno al equipo más antiguo de España. Evidentemente, comparado con la que está cayendo esa gota es, de lejos, la más intrascendente de todas, pero sí es tremendamente significativa.

¿Se acuerdan cuando exigíamos a cierto personaje la vuelta del escudo "de siempre" ya que el hombre en cuestión quería dejar perenne el del 125º aniversario más allá de tal efeméride? Unos y otros hablábamos entonces de la necesidad de respetar nuestra historia y de darle a nuestro escudo "más querido y más representativo" su sitio adecuado en ella. Pero, y jamás entenderé por qué, hace ya muchísimos años alguien decidió borrar la cruz original de la corona real, que es inmanente a ese honor que luce el Decano desde 1915, y nadie dijo ni pío; hoy, sin estar aún presente, sigue sin pasar absolutamente nada. Es sólo un nimio detalle, pero es un triste detalle. Es una falta de fidelidad a la historia y al cuidado de uno de nuestros símbolos que tiene mucho que ver con las continuas caídas en desgracia de este anciano club. Eso sí, para blanquear historias de otros clubes vaya si algunos rectores se dieron prisa. Y oiga: no cuesta un duro obligar a la marca de turno a reponer la cruz como tampoco el añadirla a la imagen del Decano en las redes sociales y demás.

¿Se imaginan que, en vez de la cruz, el Decano hubiera lucido desde su creación el yin y el yang, el khanda o la creciente y estrella y, de repente, éstas se hubieran eliminado sin motivo alguno? ¿Cuántos movimientos, plataformas y partidos, de esos que se preocupan hasta de los derechos de la pulga roja australiana pero nunca de lo que pasa al lado de casa ni de lo que realmente importa, hubieran puesto el grito en el cielo por ese "vergonzoso gesto dictatorial e intolerante", esa "desfachatez" y esa "felonía"? Y no, no rebusquen lo que no es; esta Platea no pide más que respeto a la historia, a nuestra historia, en el escudo y en todo. Busquen un solo equipo español catalogado como real que obvie la cruz en su escudo y en su imagen; ¡uno solo! Luego, comparen… y entenderán el trasfondo real de estas líneas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios