HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

Pilar cernuda

El independentismo mantiene sus exigencias

Protocolo de jefe de Gobierno extranjero para Torra. Todo un detalle. Sonrisas, aparente satisfacción por las dos partes... y ni un milímetro de cesión por parte de los secesionistas. Torra insistió en que Cataluña sufría un "conflicto político" y, en catalán, reiteró sus exigencias de siempre: autodeterminación, amnistía y derecho de los catalanes a un referéndum. Comunicado conjunto, reuniones mensuales a partir de ahora... y reiteración en ambas partes en que a través de la mesa se puede resolver el "conflicto".

Buenas palabras e intenciones. Ningún miembro de la mesa mencionó que la cita era forzada, exigida por el apoyo a la investidura, lo que puede ser considerado como un chantaje. A Sánchez no se le va de la boca la palabra diálogo, pero cualquier observador encuentra los fallos a ese diálogo.

En la mesa faltaba la representación de los catalanes constitucionalistas, con un batiburrillo de dos partidos condenados a desentenderse: ERC y JxCat. Se detestan. En la parte contraria, miembros del Gobierno que discrepan respecto a la autodeterminación y el referendum, que defienden Iglesias, Castells y Asens, mientras que la mayoría de los socialistas defienden la ley.

Por si no fuera suficiente obstáculo para llegar a acuerdos, los independentistas también quieren un relator internacional, que Sánchez ha negado, aunque la palabra del presidente suele tener fecha de caducidad.

El presidente está atrapado; no puede incumplir la palabra a ERC, pues, de hacerlo, se quedaría sin Presupuestos y con el Gobierno en dificultades. Quiere ganar tiempo, pero hoy debe aprobar la senda de déficit y el techo de gasto, indispensables para las cuentas. Está atrapado pero se revuelve. No contra los independentistas, sino contra el PP y contra Rajoy, al que acusa de que "no ha hecho nada" para contener a los independentistas. Sus acusaciones ya no cuelan: él sólo se ha metido en este lío. De momento, los independentistas no han renunciado a nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios