Análisis

pilar cernuda

El dedo en la llaga

La carta a Pablo Iglesias del médico de un pueblo de la Axarquía explica mejor que nadie el bajón de PSOE y Podemos y el auge de un partido de extrema derecha como Vox. La carta pone el dedo en la llaga. Cuenta que en Sedella los votos han sido siempre para IU, porque el alcalde, de la federación de izquierdas, es "un político y una persona espléndida que mira por su pueblo". Sin embargo el 2 de diciembre, más de la mitad de la gente se abstuvo, y los que votaron, la mitad votó a la izquierda y la otra mitad a la derecha. El médico da a Iglesias su versión de por qué ha perdido votos la izquierda en Andalucía y expresa su rechazo a que Iglesias llame "fachas" a quienes votan a la derecha.

Le advierte de que ese supuesto fascismo "ha nacido de usted y del PSOE, de sus propios errores, de sus propias contradicciones, y de tanto tocarnos los cojones al conjunto de la sociedad". El médico, de apellido Jiménez, recoge toda una serie de situaciones que sufren hoy los españoles, razón por la que abandonan a la izquierda. Menciona que el anterior alcalde de Sedella, socialista, fue condenado por corrupción, y a continuación ofrece detalles muy reveladores: cuando dice Iglesias que no puede pronunciar la palabra España porque le duele la boca, nace un fascista, cuando grita "Visca Catalunya libre", nace un fascista, y también cuando va a una cárcel a negociar los presupuestos con unos investigados por sedición.

La lista es larga e incluye ejemplos demoledores en sanidad. El doctor Jiménez no se deja nada en el tintero. Con verdades como puños denuncia la desidia de la izquierda, su falta de sensibilidad, y sus distintas varas de medir. Lo ha hecho mejor que sesudos analistas que esgrimen argumentos políticos, cuando lo que ocurre en la España actual es que la gente de la calle, como el remitente de la carta a Pablo Iglesias -con recaditos a Pedro Sánchez y a Susana Díaz-, está harta de abusos de poder y del deterioro generalizado de la sociedad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios