Análisis

francisco andrés gallardo

Tus caras

No existe una edición con más nivel e igualada de Tu cara me suena. Esta noche se presentan en la final en directo los cinco cantantes, dato que revela el acertado casting y la entrega de quienes se supone que están más preparados para el desafío de las imitaciones. Cada uno representa incluso un fragmento de la audiencia generalista del concurso de Antena 3, entre la brillante pipiola Mimi Doblas-Lola Índigo, que ha venido sorprendiendo en la mayoría de los retos, hasta un veterano como Carlos Baute que ha hecho méritos para concitar más simpatías de las que realmente tiene, como le pasa a Soraya. La superación de María Villalón es clamorosa, pero le ha faltado un plus de popularidad previa entre el público, que es el que está noche decide el ganador. Es lo que más o menos le ha pasado a un tipo que le faltó algo más de voltaje como Jordi Coll. Con un elenco de profesionales la victoria en Tu cara me suena no es una meta imprescindible para ninguno. Esa menor tensión sobre el resultado le hace perder una porción de morbo que Antena 3 y Gestmusic no buscan en este formato de lentejuelas; más espectáculo que talent.

Los cuatro participantes de la vertiente más cómica han tenido momentos gloriosos, por pericia o simplemente por sacar con desparpajo la imitación (el Cómeme el donut de José Corbacho y la perejil Silvia Abril forma parte de la historia de los vídeos virales). Cada gala se ha ido compensando desde el primer momento, con un jurado que congenia con los que están dispuestos a hacer reír. Anabel Alonso y Manu siempre han estado más dispuestos a las perífrasis disparatadas que Brays Efe. Se echa de menos provocadores natos como Santiago Segura, ficha del parchís fundamental para la repercusión que alcanzó este programa. Tu cara me suena no amasa las cuotas de otros tiempos. Animó la franja nocturna de los viernes aunque perdió la vitola de "imperdible"... tal vez por cada vez es más difícil sorprender tanto durante tanto tiempo sin estar tentado a mirar a otra parte.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios