Análisis

mANUEL cAMACHO

Habemos Año Nuevo

Habló Jonathan Vila y vino a confirmar lo que ya intuíamos. Los jugadores no están al día, y lo que te rondaré, morena. Porque el grupo prestamista tenía la promesa de que en noviembre estaría todo arreglado y pisamos enero y no hay novedades. Ha dicho el alcalde, por activa y por pasiva, que la operación con Hacienda es compleja y tortuosa, que no es fácil. Algo que también sabíamos. El caso es que vuelve a asomar en el horizonte la misma disculpa de los últimos tiempos. Los jugadores no cobran o al menos no están al día. Otra vez con los fantasmas. En fin, la realidad del Recre, ni más ni menos.

Haríamos mal si miramos para otra parte. Ha dado la impresión, desde algunos círculos, que con la llegada de Juanma López se acababan los problemas. Y el tiempo dice que no. Hay quien se quiere vestir de optimismo y apúnteme a mí en la lista. Pero no se puede olvidar la realidad, que aplasta por momentos y según el día que tengas.

El Decano debe 23 millones entre Hacienda, muchos acreedores, el Fogasa, el corriente y el mantenimiento de la Ciudad Deportiva y el Colombino. Eso si el Recre es capaz de estar, como máximo, en tres años en el fútbol profesional.

Que se cierre el acuerdo con Hacienda no evita el problema. Luego hay que pagar todos los meses y mantener al club en su vida diaria. Lleva razón el alcalde, no es fácil. El acuerdo con Hacienda liberaría al club. Pero luego vendrán otros llamando a la puerta. Y como se presente una sola denuncia todo volverá al principio.

2018 empieza igual que despedimos el año anterior. Solo que el grupo prestamista ya aprieta de lo lindo. En fin, que hubiéramos querido escribir de otra cosa. Pero no se puede esconder la realidad. Otra cosa es que todo se solucione.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios