Análisis

mANUEL cAMACHO

Excelso y comprometido

Es difícil encontrar a alguien que se comprometa hasta la médula después de haber vivido mucho. Después de haber conseguido retos y después de defender camisetas y escudos de ámbito mundial. Es muy difícil. Pero la vida, de vez en cuando, te da lecciones que no puedes olvidar. Cuando llegó al Recre despertó recelos, dudas de gran calibre y hasta comentarios algo despectivos. Él no hizo caso. Se puso a trabajar, se enfundó la camiseta y miró su escudo. Se dio cuenta de la importancia del mismo. Porque hay lugares en los que se ganan títulos y otros donde pasas a la eternidad. Antonio Núñez.

No recuerdo, desde los tiempos en los que las redes sociales marcan la pauta de las vidas de muchas personas, una movilización como la que hemos experimentado con Núñez. Fíjense que se han marchado, sin irnos muy lejos, jugadores nativos de la tierra que también se dieron a querer. Más que por sus exquisitas prestaciones futboleras por el compromiso en la causa en momentos de extrema dureza para el club. Y sin embargo, es Núñez el que ha puesto en pie a la masa social recreativista. Sin ser de aquí, sin haber nacido aquí. Ni tan siquiera cerca de aquí. Esa es la lección que nos da. Que no importa ni el lugar ni la edad ni los títulos que hayas conseguido. Importa el corazón, el sentimiento, el comportamiento dentro y fuera del campo. Antonio Núñez.

Deja lecciones varias. Y algunos deberían tomar nota por lo que significa. Porque sin abrir la boca ya ha dejado mensajes imposibles de olvidar. Eso se llama señorío. No se puede demonizar al que ha tomado la decisión de no renovarle. Son cuestiones del club y algún día tenía que llegar el momento. Es la hora del homenaje más sentido, del agradecimiento eterno a un capitán que sin haber logrado ascensos ni nada que se le parezca ya está en los anales de la historia recreativista. Le da lecciones a los de golpes de pecho. Nos da lecciones a todos. Porque no se puede ser buen futbolista ni bueno en ninguna profesión si no se es buena persona. Y con eso me quedo, con su humanidad. Porque él también será el Recreativo por los siglos de los siglos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios