Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Análisis

Manuel Sánchez

Deterioro de la confianza del sector privado

El entorno macroeconómico de Europa continúa sujeto a elevados niveles de incertidumbre desde el comienzo de la guerra en Ucrania. En este sentido, los primeros datos conocidos del mes de marzo han confirmado cómo su impacto ha comenzado a trasladarse a los precios y a la confianza del sector privado (familias y empresas). Todo ello, en una coyuntura anteriormente marcada por las tensiones inflacionistas generadas por la pandemia (encarecimiento de materias primas y del transporte y cuellos de botella) y la crisis energética.

En este contexto, el indicador de incertidumbre de la Comisión Europea ha repuntado con fuerza 11,1 puntos, hasta 26,8 puntos en la Eurozona, alcanzado en el caso de los consumidores nuevamente valores observados al comienzo de la pandemia.

A su vez, se ha confirmado el deterioro de la confianza de los hogares y las empresas. El indicador de Sentimiento Económico de la Comisión Europea ha mostrado en marzo una significativa caída en la Eurozona de 5,4 puntos, hasta 108,5 puntos, destacando el deterioro de la confianza de los consumidores. Entre sus Estados miembros, los mayores retrocesos en el sector privado se han producido en Francia (-7,1), España (-6,1) y Alemania (-4,3), registrándose únicamente un ligero repunte en Países Bajos (+0,5).

También se ha constatado el fuerte impacto de la guerra de Ucrania sobre los costes de producción y la cesta de la compra de los consumidores europeos. Una combinación de factores que, unida a las incertidumbres en torno a la invasión de Ucrania, han lastrado las expectativas del tejido empresarial europeo, especialmente en el comercio minorista y en la industria.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios