Análisis

mANUEL cAMACHO

Deshumanización

No preguntes por saber que el tiempo te lo dirá". El sabio refranero español, que pone en evidencia situaciones que en su momento se guardaron como oro en paño, en referencia al Recreativo, para no alterar más lo que era un vestuario de pensamientos dispares, lo individual por encima del colectivo, sin identificación alguna con escudo y camiseta. Nadie duda de la profesionalidad de los integrantes que han compuesto la plantilla del fracaso. Pero una cosa es salir al campo a darlo todo y otra muy diferente sentir como tuya una causa. No se puede dirigir a los clubes, a las empresas, con un mando a distancia. No se puede armar una plantilla desde el individualismo, desde la importancia de ponerte en el escaparate de forma simplista. "Por mí y por todos mis compañeros, pero por mí el primero".

Tiempo después de acabar la Liga, muy poco tiempo después, no hay ni rastro sentimental de un plantel que ejerció su profesión desde el prisma de jornaleros asalariados, sin más sentimiento que el dolor físico por un golpe o una patada, nunca desde la herida en alma por lo que pudo haber sido y no fue. Hay excepciones, evidentemente. Y ya saben cuáles son.

Si durante la temporada siempre hubo esa sensación de que era una plantilla desarraigada del sentimiento recreativista, una vez acabada la Liga se confirmó todo. Se fueron a comer y obviaron a gente que han convivido con ellos todo el año. Que se preocuparon por ellos todo el año. Personas que tuvieron cerca pero al mismo tiempo en la distancia porque ellos marcaron frontera. Nada de lo que había en Huelva valía para ellos. Necesitaban unas botas nuevas y las pedían a Madrid, por poner un punto de España y por poner el punto donde estaba el mando a distancia. Que sirva esto para volver a la humanización, a la cercanía, a jornaleros asalariados pero con sentimientos, a lo colectivo por encima de lo individual, al "por mí y por todos mis compañeros". Al Recre ahora mismo sólo le queda el sentimiento de su gente. Y esa gente pide por encima de todo corazón. Y desde el corazón y el sentimiento se pueden conseguir muchas cosas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios