Análisis

Manuel gómez Marín

El Decano, entre la ilusión y la obligación de reaccionar

Claudio Barragán trata de hallar la identidad reconocible de un bloque en el Recreativo

Preocupación y prudencia a la vez, sin obviar una realidad inesperada de manera tan explícita de ir a contracorriente en la misma paralela de hallar soluciones con resultados. El Recreativo empieza la temporada donde no quería ni pensar: situado en play off de descenso, más presión interna y externa, además prendido a la progresión de responsabilidad por la rémora de puntos. Un aperitivo para combatir los obstáculos. Y con otra cuestión para aclarar: Claudio Barragán trata de hallar la identidad reconocible de un bloque.

Un inicio de actividades cargado de sofocones: primero, maniatado sin recursos por un mediocre Tercera División, Ciudad de Torredonjimeno, en la Copa RFEF con la excusa de que la competición no interesaba por ser un estorbo mental; luego, un debut en Sanlúcar de querer y no poder; y en el regreso de expectativas al Nuevo Colombino dando la imagen de un equipo desbordado, alargado y desorientado a golpe de impulsos de voluntades. Ahora, un Recreativo decepcionado y con limitaciones visibles en posiciones, que está sujeto a un compromiso de reacción porque la competición tiene un horizonte más corto en su fase regular. Por Huelva pasan rivales con desparpajo y sentido colectivo, bien asentados y estirados con el gusto de hacerlo en un escenario atractivo. El Recreativo no debe quedar mediatizado por aceleración, que deja un equipo encogido y de pocas alternativas ofensivas: sólo un gol en tres partidos oficiales. La plantilla asume su propósito de enmienda tras los primeros reveses. Entre la ilusión y la obligación moral de aceptar las consecuencias mostrando la disposición existente para responder ante los jóvenes de Las Palmas Atlético, dirigido por el veterano Juan Manuel Rodríguez, que controla un grupo de aprendizaje que se sale de los partidos y todavía sin hacer un gol. El Recreativo, sin tiempo para las lamentaciones y tratando de ser incisivo y contundente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios