Análisis

El parqué

Castigo a la banca

La Bolsa española cerró la sesión con un alza del 0,20%, la cuarta consecutiva, y trata de digerir los mensajes lanzados por el Banco Central Europeo (BCE), que no hará cambios en los tipos al menos hasta la segunda mitad de 2020, lo que provocó recortes sustanciales en los valores bancarios.

El Íbex 35 terminó con un alza de 18,70 puntos, el 0,20%, hasta los 9.169,20 puntos, con lo que lleva toda la semana en positivo y gana un 1,8%, lo mismo que había perdido la anterior.

A juzgar por los resultados, con fuertes altibajos tras la reunión del BCE, los mercados tienen que digerir todavía los mensajes lanzados por el presidente de la institución, Mario Draghi, que si por un lado aplaza los movimientos en los tipos al segundo semestre por otro revisa al alza el crecimiento para este año, aunque sólo sea una décima, hasta el 1,2%.

Las decisiones del BCE están en línea con lo que esperaban los mercados pero la contundencia de Draghi sobre el escenario futuro de tipos ha caído de forma desigual entre bancos -con fuertes recortes, porque significa que tienen taponada una vía para mejorar la rentabilidad- y eléctricas -con alzas destacadas, porque podrán seguir financiando de forma cómoda sus elevados volúmenes de deuda-.

La diferente orientación a futuro de los tipos en Europa y en EEUU, donde el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, abrió la puerta a una rebaja de tipos, ha impulsado el euro hasta los 1,129 dólares.

Las bolsas europeas reaccionaron de forma desigual, puesto además de la española terminaron con subidas Londres y Milán, con avances del 0,55 y el 0,11%, mientras que París y Fráncfort perdieron el 0,2% cada una.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios