Análisis

Blanca Romay

Carta al Ministro de Cultura

Huelva es la única capital de provincia con un solo museo y con los fondos saturados

La asociación AMO (Amigos del Museo Onubense) promueve desde 2012 la necesidad de un Museo Arqueológico específico en Huelva debido a la escasa cobertura que el actual Museo de Huelva oferta: un espacio expositivo de 300 metros cuadrados aproximadamente resulta a todas luces irrisorio para el espléndido patrimonio arqueológico de esta ciudad y provincia, cuna de una civilización, la tartésica, que ha dejado testimonios únicos e inigualables. Para satisfacer esta necesidad, el edificio del Banco de España, con una superficie estimada en unos 3.000 metros cuadrados, representaba una opción extraordinaria desde todas las perspectivas.

La recogida de firmas a favor de un manifiesto en pro de este objetivo obtuvo el apoyo de miles de ciudadanos, de personalidades e instituciones nacionales e internacionales del mundo de la cultura y de todos los grupos políticos representados en el Consistorio municipal onubense en tres plenos municipales y una Declaración Institucional.

Al ser confusas las respuestas de la Junta de Andalucía, nuestra asociación realizó un viaje a Madrid en noviembre de 2017 donde, después de entrevistarnos con el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Luis Lafuente Batanero, se obtuvo la conformidad para el traslado de las piezas que dependían de su Ministerio, autorización necesaria para la instalación del Museo Arqueológico en el edificio del antiguo Banco de España de Huelva, y con el compromiso verbal de contribuir económicamente a la realización del proyecto.

Posteriormente, en enero de 2018, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía aprobó la creación de tan necesario museo, que pasó a convertirse en su "proyecto estrella" para Huelva.

Aunque se ha alegado que la aparición de unos restos arqueológicos en el Banco de España, absolutamente previsible, restaría espacio al museo, no faltan soluciones a considerar, nada novedosas, pues ya han sido adoptadas en otros museos: ampliación al patio del propio Banco, con posibilidad de anexionar una unidad de varias plantas sobre una superficie de 491 metros cuadrados, adquisición de solar colindante…

Huelva es la única capital de provincia en Andalucía con un solo museo, con los fondos saturados y cinco naves de restos arqueológicos en su entorno. Mientras se la margina olvidando el compromiso adquirido, vemos con estupor cómo a otras capitales se han destinado en los últimos años importantes cantidades para restaurar sus museos o edificar otros nuevos (Jaén, Málaga, Sevilla, Almería, Jerez, San Fernando). Nos encontramos ante una vieja historia: cuando corresponde efectuar alguna inversión patrimonial de importancia en esta ciudad faltan recursos y sobran objeciones técnicas y legales. A pesar de su espléndido patrimonio arqueológico, Huelva parece estar condenada a continuar siendo infradotada en centros museísticos, a aparecer como una ciudad sin historia.

Otras asociaciones culturales y numerosos ciudadanos, a través de la prensa y las redes sociales, están estos días manifestando su indignación ante las sandeces que se están esgrimiendo para no invertir los recursos necesarios y cumplir el compromiso adquirido con la ciudad.

Hay una gran esperanza con este museo, que además promete ser un gran empuje económico para toda la provincia, bien necesitada, y esperamos de ustedes que mantengan lo que en su día fue aprobado y den respuesta a los problemas técnicos que puedan surgir, nada difíciles de solucionar con los recursos disponibles en el presente siglo.

El Banco de España representa una oportunidad irrepetible para dotar a Huelva de un museo que exhiba su rico patrimonio arqueológico en un edificio excepcional, tanto por sus características arquitectónicas como por su ubicación en el centro neurálgico de la ciudad sobre el antiguo hábitat. La ampliación de los espacios expositivos al patio del Banco o a algún edificio colindante no implica dificultades insuperables como se pretende. Malograr esta oportunidad supone una irresponsabilidad con el patrimonio y un nuevo desaire que la ciudad y provincia no merecen y por la que esta asociación, junto a otras asociaciones, ciudadanos y agrupaciones políticas de bien, continuará luchando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios