Análisis

mANUEL cAMACHO

Calma, mucha calma

Todo hace indicar que es una nueva vida. El arranque de 2019 para el Recreativo de Huelva no ha podido ser mejor. Tranquilidad en lo económico por la aprobación de la partida por parte del Ayuntamiento de Huelva, y triunfo en Villanueva de la Serena, con un Decano mandón y enérgico. Es como si las soluciones, momentáneas, le hubiera dado un importante impulso. Hasta ahí, todo sonrisas. Ahora falta saber si todo esto tendrá continuidad en el tiempo.

Pero resulta curioso el asunto. Porque ha sido ganar al Villanovense y airear algunos medios las opciones para ascender. Desde aquí una llamada a la calma. Recuerdo que el Decano con todos los de arriba ha salido perdiendo. Otra cosa es que la segunda vuelta depare otras cosas. Consistencia en lo deportivo, tranquilidad en lo institucional y cumplimiento en lo económico. Aún así, lo más importante sería mantener una línea, tener claro el futuro, poner cimientos consistentes. Si la liguilla se pone a tiro, evidentemente hay que ir a por ello. Pero la sensación de inestabilidad y todo lo que resta por hacer con respecto a poner al club en el lugar de calma que se precisa para aspirar a algo, todo indica que debe ser una temporada de transición, pero al mismo tiempo de objetivos concretos para el futuro inmediato.

Nadie ha dudado de la capacidad del entrenador para comandar un grupo con aspiraciones. Y luego está Carazo, que viene realizando un trabajo descomunal, en todos los sentidos. Pero de ahí a ser aspirante ahora mismo distan varios mundos. Hay que mantener la calma. Se entendería que la afición se entusiasmase, entre otras razones porque está ávida de alegrías, luego a veces se celebra un saque de banda como si fuese un gol. Pero que nadie se confunda. El Recre, ahora mismo, por múltiples razones, no está para el ascenso. Otra cosa son los milagros, que a veces se dan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios