Cultura

La temporada teatral comienza en Mazagón con un homenaje a la poetisa Alfonsina Storni

  • Manuela Luna y Javier Almeda protagonizaron 'Alfonsina, la Muerte y el Mar', un homenaje al gran referente de la literatura posmodernista en Hispanoamérica 

Manuela Luna dio vida a Alfonsina Storni sobre las tablas de la sala multifuncional de Mazagón. Manuela Luna dio vida a Alfonsina Storni sobre las tablas de la sala multifuncional de Mazagón.

Manuela Luna dio vida a Alfonsina Storni sobre las tablas de la sala multifuncional de Mazagón. / M. G.

La figura de Alfonsina Storni fue la protagonista del montaje que abrió la temporada teatral en Mazagón el pasado viernes. Storni fue una mujer adelantada a su tiempo, referente en la lucha por la plena igualdad de géneros, una incansable defensora de la libertad pero sobre todo, una genial escritora convertida en icono de la literatura argentina del pasado siglo.

La sala del edificio multifuncional abrió sus puertas con todas las medidas preventivas contra la pandemia, y más de medio centenar de espectadores acudieron a disfrutar del primer espectáculo de la temporada, Alfonsina, la Muerte y el Mar.

Destacó la calidad de la obra tanto por el texto del uruguayo Joaquín Dholdan, como por la capacidad interpretativa de los dos actores protagonistas, Manuela Luna en el papel de Alfonsina, y Javier Almeda, que dio vida a los distintos hombres que marcaron la trayectoria vital de la poetisa.

A través de la historia de esas relaciones el público descubre la profundidad de un personaje que pasó estrecheces económicas en su niñez, que fue madre soltera en un mundo en el que serlo se convertía en un estigma para la sociedad, que pasó varias crisis nerviosas, que reivindicó siempre la valía de la mujer y su derecho a ser feliz pese a los prejuicios de la sociedad de su época. Fue sobre todo una excepcional escritora considerada hoy como el gran referente de la literatura posmodernista en Hispanoamérica.

Manuela Luna da vida a la genial poetisa y lo hace de una forma tan sencilla pero a la vez tan veraz y tan cercana que el público se identifica desde el primer momento con su personaje, se emociona con sus vivencias, amores y desamores, éxitos y fracasos, y acaba haciendo suya la historia de una mujer excepcional llena de matices, que encarna con singular maestría la actriz protagonista.

Como soporte y complemento perfecto a la historia, el polifacético Javier Almeda se mete en la piel de los personajes masculinos de su vida y ofrece en todo momento el contrapunto exacto al derroche de emoción, poesía y sentimiento que trasmite el personaje de Alfonsina.

Ambos contribuyeron con su profesionalidad sobre las tablas al éxito de un montaje que el público de Mazagón, que disfrutó enormemente de la obra, despidió con una cerrada y sincera ovación. Un brillantísimo inicio de temporada en la sala multifuncional de la localidad costera, con una deliciosa obra sobre un extraordinario personaje, y una genial interpretación de los protagonistas que acercó a los espectadores a la intensa trayectoria vital de uno de los grandes mitos literarios de hispanoamérica. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios