Cultura

El retorno de los fantasmas

CineBox Aqualon Puerto Huelva, El Condado Cinemas 7 y Multicines Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'Paranormal activity 3'.- Producción: Estados Unidos, 2011.- Duración: 84 minutos.- Dirección: Henry Joost y Ariel Schulman.- Guión: Christopher B. Landon basado en los personajes creados por Oren Peli.- Fotografía: Magdalena Gorka Bonacorso.- Montaje: Gregory Plotkin.- Diseño de producción: Jennifer Spence.- Intérpretes: Katie Featherston, Sprague Grayden, Lauren Bittner, Chloe Csengery, Christopher Nicholas Smith, Jessica Tyler Brown

Tercera entrega de esta saga de terror que nos llegaba en 2009 aunque su producción tuviera fecha de 2007 y que tuvo un gran éxito de público. La segunda entrega, que se estrenaba un año después, triunfó pero no tanto como su precedente. La tercera, que tenemos ya aquí, en Estados Unidos sus cifras de taquilla quedan por debajo de las anteriores pero sigue consiguiendo un importante índice de recaudación.

Está fuera de toda duda que una película como El proyecto de la Bruja de Blair (1999), marcó una nueva tendencia en el cine de terror que algunos realizadores han seguido más o menos fielmente o con una inclinación claramente imitadora. Paranormal activity y sus secuelas nos recuerdan ese polémico film con personalidad propia y con recursos muy domésticos. Sobre todo tiene un planteamiento de una asombrosa sencillez y demuestra como un proyecto económico realmente ínfimo puede causar un intenso impacto entre el público. Partiendo de un guión igualmente mínimo y de una puesta en escena entre minimalista y de una austeridad absoluta, trata de expresar ese aliento del terror, ese sabor del miedo, esa paranoia del pánico, que un simple ruido en la noche, una luz fugaz en la oscuridad nocturna pueden ocasionarnos un escalofrío desolador.

Estas historias, que hacen las delicias de los amantes del terror a cualquier precio y de los curiosos de la parapsicología y los fenómenos extra naturales, llegan a saturarse a fuerza de repetirse. Sus realizadores, Henry Joost y Ariel Schulman nos presentan una precuela, es decir lo que pudo ocurrir antes de la primera entrega que vimos hace dos años, los orígenes del horror que tanto afectó a las hermanas Katie y Kristi Rey en su infancia a finales de los años ochenta, cuando los fantasmas invadieron sus vidas. No han podido evitar los lugares comunes que suelen ilustrar estas historias. Obvio es reconocer que "la imaginación de los niños es desbordante", por ello la acción nos retrotrae al pasado de las pequeñas protagonistas en una realización tal vez más elaborada en el aspecto técnico que las anteriores.

Y así tenemos un planteamiento analógico con registros de imágenes espectrales a base de cintas de vídeo de las más usadas y ventiladores tuneados que permiten conseguir un mayor campo visual, que a pesar del esfuerzo de sus realizadores, Henry Joost y Ariel Schulman, responsables del documental Catfish (2010), muy elogiado por la crítica, reiteran su línea de continuos sobresaltos para una conclusión absolutamente delirante. Para gozo y alborozo de los amantes de estos inquietantes relatos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios