Cultura

El pabellón de los Lakers se perfila como sede para el funeral de Jackson

  • Los propietarios del Staples Center de Los Ángeles, un recinto con capacidad para unas 20.000 personas, prepara una ceremonia prevista para el próximo martes

El funeral de Michael Jackson se celebrará el próximo martes a las diez de la mañana (hora local; 19:00 en España) en el Staples Center de Los Ángeles. Eso aseguran varios medios estadounidenses, que precisan además que la dirección del pabellón deportivo, hogar de los Lakers y propiedad de la empresa AEG Live (la que había contratado las actuaciones de Londres), prepara ya el dispositivo para retransmitir la ceremonia, en el que se incluye el montaje de pantallas gigantes para el público que no pueda acceder al interior y quiera seguirla desde la calle. El Staples Center tiene un aforo de aproximadamente 20.000 personas. La familia no lo ha confirmado.

Por otro lado, Ken Sunshine, portavoz oficial de los Jackson, explicó ayer que todavía se trabaja en los detalles del acto, aunque éstos "se anunciarán en un corto plazo". También dijo que, "en contra de las informaciones previas", no habrá "una exposición [del cuerpo] ni pública ni privada". Tras esta categórica rectificación, un auténtico ejército de periodistas y fans tuvo que desarmar los campamentos que habían montado en las afueras de Neverland.

La familia Jackson quería enterrar al músico en Neverland, pero el plan tuvo que ser descartado debido a las dificultad de los trámites legales necesarios para sepultar a una persona en una residencia. El enorme rancho podría haberse en ese caso en un lugar de peregrinación similar al que constituye Graceland, la mansión que se hizo construir Elvis Presley, un modelo en este sentido para el cantante. "No hemos visto un entierro así en décadas", dijo Michael Ghizzoni, abogado del condado de Santa Mónica, donde se ubica Neverland. "Sería un proceso que se alargaría durante meses", advirtió.

Los preparativos del funeral no han conseguido desviar la atención de otros aspectos polémicos o truculentos de la muerte del cantante. TMZ.com, que se está poniendo las botas con el asunto, reveló ayer que Jackson "utilizó una cantidad enorme de nombres falsos para obtener medicamentos bajo receta". Sin identificar a su fuente, el portal digital de cotilleos (el primer medio que confirmó el fallecimiento del Rey del Pop) da dos de los nombres que más usaba el cantante para tener acceso a, entre otras sustancias, el célebre demerol: Omar Arnold y Jack London. La Agencia Antidroga de Estados Unidos, la todopoderosa DEA, está investigando también.

En el capítulo rosa, se avistan nuevas turbulencias en la familia: Debbie Rowe, casada con Jackson del 96 al 99, aseguró ayer en una entrevista en la cadena de televisión NBC que peleará la custodia de los dos hijos mayores del cantante, a pesar de que el testamento de éste encargaba la tutela a su madre y, en caso de muerte de ésta, a Diana Ross. "Yo quiero a mis hijos", zanjó Rowe, que se ha reconocido en varias ocasiones simplemente como madre de alquiler.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios