cine | 'La gran familia española' y 'las brujas de zugarramurdi' llegan este mes

Un otoño entre lobos y jazmines

  • Wikileaks, la burbuja financiera o la lucha por los derechos civiles desembarcan en las salas Las nuevas películas de Ridley Scott, Woody Allen y Scorsese se estrenarán en estos meses

El cine español ha reservado para este mes tres de sus apuestas fuertes para esta temporada: La gran familia española, a partir del día 13 en los cines, la cinta de animación Justin y la espada del valor (el día 20)y Las brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia (el 27). En la primera, un Daniel Sánchez Arévalo acomodado en el género de la comedia tras Gordos y Primos narra los desencuentros y la reconciliación de cinco hermanos de nombre bíblico -Adán (Antonio de la Torre), Benjamín (Roberto Álamo), Caleb (Quim Gutiérrez), Daniel (Miquel Fernández) y Efraín (Patrick Criado)- durante una jornada decisiva: no sólo porque el benjamín de la familia se casa, sino porque ese día se juega la final del Mundial de fútbol de Sudáfrica. La mirada entre ácida y amable de Sánchez Arévalo dará paso, previsiblemente, a un enfoque más salvaje: se espera que Álex de la Iglesia despliegue un humor desmadrado y malévolo, en la onda de su Balada triste de trompeta, en su aquelarre de Las brujas..., aventura de un par de ladrones de poca monta (Hugo Silva y Mario Casas) que en su fuga tienen la mala fortuna de caer en las manos de unas hechiceras interpretadas por Terele Pávez, Carmen Maura y Carolina Bang. Antonio Banderas respalda -produce y presta su voz a un personaje- la nueva propuesta de los estudios granadinos Kandor Graphics, Justin y la espada del valor, la historia de un muchacho soñador que se rebela contra los planes de su padre -que quiere que sea abogado- y lucha por convertirse en caballero. "Es un canto a valores que desgraciadamente ya no imperan tanto como el amor, la lealtad y la valentía", defendía Banderas hace un año cuando se presentó este proyecto dirigido por Manuel Sicilia (El lince perdido), que podría conquistar la taquilla después de que el triunfal Tadeo Jones acabara con esa indiferencia con que el público acogía hasta entonces la animación española.

Otras cintas que se incorporarán a la cartelera en septiembre son Jobs, el biopic del fundador de Apple Steve Jobs, al que da vida Ashton Kutcher; la candidata al Oscar procedente de Noruega Kon-Tiki, sobre la espectacular expedición que realizó por el Pacífico el explorador Thor Heyerdahl; o Rush, nueva alianza entre el director Ron Howard y el guionista Peter Morgan tras El desafío: Frost contra Nixon, relato del enfrentamiento entre los pilotos de Fórmula 1 James Hunt (Chris Hemsworth) y Niki Lauda (Daniel Brühl). Y la francesa Audrey Tautou regresará con dos adaptaciones al cine de obras literarias: Thérèse D., la última película que dirigió Claude Miller, a partir de la novela de François Mauriac Thérèse Desqueyroux; y La espuma de los días, en la que un cineasta tan imaginativo como Michel Gondry se adentra en el universo singularísimo de Boris Vian.

Los espectadores españoles podrán ver en octubre algunos de los largometrajes que más han dado que hablar en los últimos meses. A principios de ese mes (el día 4) se estrena El mayordomo, verdadero fenómeno en Estados Unidos donde Lee Daniels (Precious, El chico del periódico) cuenta la vida de Eugene Allen (Forest Whitaker), un hombre que sirvió en la Casa Blanca para ocho presidentes norteamericanos. John Cusack, Jane Fonda, Lenny Kravitz, Vanessa Redgrave, Alan Rickman, Liev Schreiber o Robin Williams dan lustre a un reparto en el que Oprah Winfrey interpreta a la mujer de Allen. El mismo día se prevé que desembarque en España Gravity, con la que el mexicano Alfonso Cuarón inauguró entre aplausos entregados la Mostra de Venecia, una odisea en el espacio que parece confirmar a Sandra Bullock -a la que acompaña George Clooney- como actriz dramática. Bullock, por cierto, no abandona la comedia: este otoño estrena también Cuerpos especiales, en la que comparte planos con Melissa McCarthy y está dirigida por Paul Feig, salidos ambos del éxito de La boda de mi mejor amiga. Y el 25 de ese mes llega a España el filme que conmocionó al Festival de Cannes y a un jurado presidido por Steven Spielberg, que le otorgó la Palma de Oro, La vida de Adèle, en la que el tunecino Abdellatif Kechiche describe, con exquisita minuciosidad, el amor entre Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos.

Otros estrenos esperados de octubre son la chilena Gloria, de Sebastián Lelio, uno de los títulos más comentados del Festival de Berlín -su protagonista, Paulina García, recibió el Oso de Plata a la mejor actriz-;The Bling Ring, con la que Sofia Coppola y su actriz Emma Watsondenuncian la obsesión por la fama de la sociedad actual a través de unos jovencillos que asaltan casas de celebrities; o Capitán Phillips, en el que Tom Hanks encarna al capitán de un barco secuestrado por piratas somalíes bajo las órdenes del renovador del último cine de acción con la saga Bourne, el británico Paul Greengrass. Y el mes aún deparará otras apuestas que no pintan mal: Don Jon, debut tras las cámaras de Joseph Gordon-Levitt en el que el actor es un adicto al porno cuyas aficiones chocan con el interés por el romanticismo de Scarlett Johansson; 12 años de esclavitud, nuevo trabajo del director Steve McQueen y Michael Fassbender tras Hunger y Shame, aunque esta vez el protagonismo recae en Chiwetel Ejiofor; o El quinto poder (Dentro de Wikileaks), que como revela un título en español que no deja mucho a la imaginación, lleva al cine a un Julian Assange con las facciones de Benedict Cumberbatch.

El otoño será también la fecha del regreso de Robert Redford: como director e intérprete de Pacto de silencio, en la que se sirve de un reparto espectacular (Julie Christie, Susan Sarandon, Nick Nolte, el jovencito Shia LaBeouf) para exponer cómo ha acabado un grupo de activistas políticos; y como protagonista indiscutible en el tour de force de All is Lost, de J.C. Chandor, donde este actor septuageniario es un hombre perdido en la inmensidad del mar.

En noviembre aguarda Sólo Dios perdona, con la que Nicolas Winding Refn y Ryan Gosling no pudieron -según las noticias llegadas de Cannes- prolongar ese entusiasmo que despertó en algunos Drive: se repiten un antihéroe taciturno y esa hiperviolencia marca de la casa, aunque esta vez se incorpora la siempre estimulante Kristin Scott Thomas. Quien al parecer sí ha enderezado el rumbo es Woody Allen, que en Blue Jasmineha recibido las mejores críticas desde Match Point, y parece que Cate Blanchett ha aprovechado esa habilidad del cineasta para perfilar sólidos personajes femeninos: ella es Jasmine, una mujer que abandona las altas esferas de Nueva York, arruinada tras la explosión de la burbuja financiera, y se instala en casa de su hermana (Sally Hawkins) en San Francisco. Excelente acogida ha tenido también, en su paso por el Festival de Telluride, Prisoners, de Denis Villeneuve (Incendies), un thriller que ha sido comparado con otras cimas del género -El silencio de los corderos, Zodiac- y que Hugh Jackman, coprotagonista de la cinta junto a Jake Gyllenhaal, presentará en San Sebastián cuando recoja su Premio Donostia. La expectación rodea asimismo El consejero, la película que ha hecho Ridley Scott con un guión de Cormac McCarthy y un reparto encabezado por Michael Fassbender, Brad Pitt y los españoles Javier Bardem y Penélope Cruz.

El sevillano Santi Amodeo será otro de los protagonistas de noviembre con el estreno de ¿Quién mató a Bambi?, un enredo con secuestros entrecruzados en el que participan Quim Gutiérrez, Julián Villagrán y Ernesto Alterio, y que supone la apuesta por la comedia de Rodar y Rodar, la productora que conquistó las taquillas con El orfanato o Los ojos de Julia. Ese mes, Los juegos del hambreestrenará secuela, y De Niro volverá a la mafia junto a Michelle Pfeiffer en The Familyy se acompañará de Michael Douglas, Morgan Freeman y Kevin Kline para el viaje a la ciudad del juego de Last Vegas.

En diciembre ya, Martin Scorsese vuelve a reclutar a DiCaprio en El lobo de Wall Street, inspirada en los fraudes y los excesos de un corredor de la Bolsa de Nueva York; Peter Jackson continuará explotando el filón de Tolkien con El Hobbit: La desolación de Smaug,y Jack Ryan, ese personaje al que ya dieron vida Alec Baldwin, Harrison Ford y Ben Affleck, retorna interpretado por Chris Pine en Jack Ryan: Shadow One, producción en la que intervienen Kevin Costner y Keira Knightley y que dirige Kenneth Branagh. La reencarnación de Dianaen Naomi Watts o el paso de Juan José Campanella a la animación con Futbolínserán otros atractivos de un final de año en el que caerán también dos remakes, el de Carrie, en el que Chloë Grace Moretz y Julianne Moore heredan los papeles de Sissy Spacek y Piper Laurie, y La vida secreta de Walter Mitty, con la que Ben Stiller se atreve a reinterpretar el clásico protagonizado por Danny Kaye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios