Cultura

Cómo orientarse o reconocerse entre los entresijos del universo indie

El 8 de abril de 1994 se suicidaba Kurt Cobain y nace el indie, el resto ya es historia, aunque todavía existen pocas crónicas escritas sobre este fenómeno cultural y sociológico. Hace unos años que Mario Suárez y Ricardo Cavolo se han convertido en los cronistas oficiales de este movimiento que diseccionan con mucha ironía pero al que también rinden "grandes homenajes" en palabras del propio Suárez. Él es el responsable de los textos que ilustra Cavolo y este matrimonio editorial parece que funciona bien, porque van ya por el tercer libro sobre el tema. El primero, Cocina Indie, vio la luz en 2012. Un año después publicaron Cocina Pop, y esta misma semana ha llegado a las librerías su última criatura: Vida Indie, publicado también en Lunwerg.

Si la exitosa y original combinación de recomendación gastronómica y musical cuenta ya con un nutrido grupo de seguidores en el mismo mundo que parodia, ahora la propuesta es más ambiciosa: el consolidado binomio Suárez/Cavolo se dedica a inventariar todo el universo indie patrio, desde las tipologías de personajes, pasando por sus 20 profesiones favoritas, los 10 planes para hacer en pareja, la moda, el entorno, lecturas, películas, propuestas para vacaciones, actividad en las redes sociales o las ciudades.

"Granada es la ciudad más indie de Andalucía. Aunque en el libro nos hemos centrado en las ciudades españolas más grandes, Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, cuenta con varios festivales que son importantes, como el Alhambra Sound, y dos grupos que son un referente, Lori Meyers y sobre todo Los Planetas, que en este país han marcado un antes y un después en el movimiento indie", cuenta Suárez, quien señala que el eje vertebrador de todo el movimiento es la música.

Eso no significa que no llegue a todos los ámbitos imaginables del día a día de sus autores y de cualquier indie que se precie. "Es una parodia a nuestras propias vidas y las de nuestros amigos", explica el periodista sobre la fuente en la que beben para inspirarse en esta divertida serie.

Los autores ejercen precisamente dos de las profesiones favoritas de los indies, periodista e ilustrador, pero hay muchas: diseñador gráfico, ejecutivo de cuentas, diseñador de moda, DJ, relaciones públicas, creativo publicitario, community manager, arquitecto, blogger, editor independiente, dependiente de tienda de moda, diseñador industrial, fotógrafo, comisario de arte, programador web, músico a tiempo completo o parcial, actor de teatro o estilista de moda.

Pero lo indie es mucho más, es una forma de vida más allá de una estética o un estilo de música con el que despertarse. Es vivir de manera relajada y preocuparse por el entorno, amar el arte e intentar vivir de él, amar la ciudad en la que se vive, tatuarse, montar en bici, explotar redes sociales como instagram o comer con palillos siempre que se pueda. Incluso tienen su propio vocabulario con expresiones como "demasiado mainstream", "viejuno" o "postureo". Pero para los que quieran conocer o reconocerse más, las doscientas páginas de ilustraciones y textos de esta crónica indie les desvelará con mucho humor todas las claves de este universo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios