cine

Una larga vida para 'Tadeo Jones'

  • El productor Nicolás Matji visita Andalucía para contar su experiencia con la exitosa saga del aventurero

  • "Habrá tantas nuevas entregas como el público demande", anticipa

Sólo el primer largometraje de Tadeo Jones logró la proeza de estrenarse en 50 países y recaudar 45 millones de euros, pero Nicolás Matji, el productor que está detrás del célebre albañil arqueólogo, compara con modestia aquel triunfo a la carambola de "un equipo con los recursos de segunda división que no puede ganar la Champions, pero se cuela en octavos y cuartos y da un susto a algún grande. Eso fue lo que ocurrió con Tadeo Jones", defiende.

Matji, que visitó Sevilla para ofrecer una charla en el Club Andalucía Occidental de Esade Alumni, un acto que acogió la Universidad Loyola, señala que tal vez el descomunal éxito -no sólo de público: la crítica y los premios han reconocido también las aventuras de este héroe desde los cortos iniciales- se deba a que él y el director Enrique Gato hicieron las películas "que nos habría gustado ver. No nos dijimos: Vamos a hacer esto para los niños, buscábamos algo que nos emocionara también a nosotros. Obviamente, en un cine familiar no puedes poner decapitaciones en primer plano [ríe] y debes cuidar el vocabulario, pero en nuestras películas hemos volcado nuestros gustos y dejamos ver nuestras influencias". En el estreno del primer Tadeo, los creadores comprobaron cómo efectivamente su trabajo conmovía también a otros espectadores adultos. "Una madre me dio las gracias por los valores que transmitimos, y eso me impactó. No estamos dejando un legado para la Historia, pero es verdad que nuestras obras pueden tener su influencia en esos niños que las ven un sábado o un domingo; a través del cine podemos contribuir a que el mundo sea un poco mejor".

En su charla, Matji expuso una convicción que ha ido ganando peso en él con la experiencia, "que la vida son pequeños pasos que hay que dar, y que cuando vas avanzando en el camino descubres nuevos horizontes. La fruta cae cuando está madura, es algo en lo que creo cada vez más. No ha habido ocasión en la que hayamos trabajado una idea que no haya salido bien", comenta. Reconoce quetuvieron "suerte, hemos ido rápido, nos hemos equivocado poco y acertamos con los socios desde el comienzo", pero, advierte Matji, "la animación es tremendamente lenta, nosotros tardamos cuatro años desde que tuvimos el dinero hasta que terminamos la primera película", recuerda.

Pese a los éxitos, no hay certezas en el sector. "En este trabajo la financiación es todo un misterio", declara, "porque hay veces que sin guión y sin historia te firman los cheques y se ponen en marcha los proyectos, y otras en que puedes tener media película hecha que no se firma nada ni a patadas". Matji, que es hijo del director, guionista y productor Manolo Matji (que escribió el libreto de El sueño del mono loco y produjo Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, entre otros proyectos), sabe que en el cine con actores reales las cosas son más fáciles que en el género de animación. "En el primer caso, dices: Vamos a hacer una película. Escribes el guión, haces un pack, un director y dos intérpretes conocidos, te vas a las teles y logras que en año y medio tengas la peli hecha. En animación escribes el guión pero no hay pack que hacer: sólo la solvencia del equipo y del director, y la respuesta habitual que te dan es: Quiero ver más, avanza con lo que llevas. El dinero en animación te entra cuando llevas un año y medio de trabajo...".

¿Hubo que hacer muchas concesiones para colocar Tadeo Jones en el mercado internacional? "En la agencia de ventas de una película te pueden decir si la protagonista debe llevar el pelo suelto o coletas porque de un modo u otro funcionará mejor en el mercado asiático, y en detalles así cedes sin problemas, pero lo que sí nos generó una discusión interesante fue situar a Tadeo en Chicago, cuando era un producto patrio y en los cortos se reconocía, por ejemplo, el barrio de Tetuán, en Madrid". Una espina que se quitaron ambientando la segunda parte en Granada. "Era una obligación, traer aquí a Tadeo. España da para lo que queramos, con sitios como El Escorial o el Camino de Santiago tiene unas posibilidades infinitas, siempre que lo sepas integrar en la trama y no parezca un publirreportaje", dice.

El productor tiene un "conceptazo" que vincularía de nuevo a Tadeo con España. "Pero eso será en la cuarta parte, repetir en dos películas seguidas chirriaría", admite Matji, que deja claro que le aguarda una larga vida a Tadeo Jones. "Habrá tantas entregas como el público demande", anticipa. "Aunque hay un problema: tardamos tanto en hacer una película", concluye con una sonrisa, "que igual los gustos cambian entretanto...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios