Cultura

Los hermanos Lagares ruedan en el Condado una tierna historia de amor

  • El reparto de 'El momento que queda' cuenta con la actriz María José Alfonso, que regresa a la comarca más de medio siglo después de grabar 'La niña de luto' junto a Alfredo Landa

Los hermanos Lagares ruedan en el Condado una tierna historia de amor Los hermanos Lagares ruedan en el Condado una tierna historia de amor

Los hermanos Lagares ruedan en el Condado una tierna historia de amor

Una historia de amor, una ilusión que el paso de los años no logró borrar y unos paisajes nunca vistos de la comarca del Condado. Así se presenta El momentoque queda, película que terminan de grabar los hermanos Pepe y Manuel Lagares junto a Isabel V. Shelly. La cinta cuenta con un gran elenco de profesionales, llegados de varios puntos de España y encabezados por la veterana actriz María José Alfonso, que ha vuelto a la comarca condal después de 54 años, cuando rodó junto con Alfredo Landa La niña de luto, en La Palma.

El Momento que queda narra la historia de amor de dos adolescentes que se ve truncada por los sueños de éxito de la muchacha, la cual decide irse a Madrid a probar suerte como actriz. Cuando los enamorados son dos ancianos, el destino los vuelve a unir debido al deseo de María José Molero, la protagonista, de reencontrarse con su antiguo amor. Así, regresa a Rociana, su localidad natal, y busca a Juan, su novio de la adolescencia, que está internado en una residencia de mayores y es parapléjico. La película se desarrolla entre dos épocas, la de los dos jóvenes enamorados y la actual, cuando se reencuentran. La dulzura y la ternura marcan a estos personajes a los que les une el amor, ese amor adolescente sin mancha ni rencores que sigue presente en el atardecer de sus vidas. A partir de ahí, el film promete sorpresas y cuenta con un leif motiv que tal y como Shelly explicó a este periódico surgió de la visita que ella y Pepe Lagares hacen a Guillermo Summers en La Antilla, tras el estreno de La Niña ya no está de luto, otra de las obras de los hermanos Lagares y de Shelly. El director les contó que se entretenía pintando piedras que recogía de la playa.

Esas piedras pintadas con bellos dibujos serán "la solución, la sorpresa final, el porqué de todo", tal y como señaló la codirectora de la película. Shelly comentó que la película cuenta con un toque mágico que viene proporcionado por esas piedras pintadas. Asimismo, Pepe Lagares comentó que la idea de la historia surgió "para evadirnos", ya que Shelly estaba pasando por un momento personal muy delicado y la sensibilidad estaba a flor de piel. Es en 2014 cuando se escribió este guión, que quedó abandonado en un cajón hasta que volvió a rescatarse para poder hacerse realidad. Para ello, los directores han contado con el apoyo del Ayuntamiento de Rociana a través de la Concejalía de Cultura, así como de la Sociedad Cultural Casino de Rociana, que creyeron en el proyecto y decidieron colaborar con los cineastas. El rocianero Carlos López también participó en los arreglos del guion definitivo.

Pepe Lagares informó de que se trata de una historia con "una estructura argumental muy bien unificada" cuyo guion ha gustado a muchas personas. Además, hasta Rociana, La Palma y los enclaves que rodean al Río Tinto se han desplazado una serie de profesionales, de los cuales el director quiso dirigir el foco a los niños, Lucía Calzada Agudo y Gianni Gabriel Barbú, que se han metido en la piel de los protagonistas cuando eran adolescentes y que como comentó Lagares, forman "una pareja impresionante que pueden hacer cosas muy bonitas en el cine español si se les da la oportunidad", tal y como han hecho estos cineastas. Lagares también tuvo palabras de gratitud para el poeta Juan Antonio Guzmán, vecino de Bonares y que ha debutado como actor en esta obra junto con la mítica María José Alfonso. La conocida actriz manifestó estar viviendo "unos recuerdos muy bonitos" al regresar tantos años después a La Palma, donde grabó La niña de luto y donde sus gentes la han recibido como la primera vez, con los brazos abiertos. Acerca de El momento que queda Alfonso explicó que le gustó mucho la idea y que cuando los cineastas la llamaron no dudó en venirse para La Palma.

En el film aparecerán imágenes nunca vistas del Tinto captadas a través de cámaras de drones, dirigidos por los profesionales Germán y Amaro, además de contar con la participación del prestigioso director de fotografía Joani Babiloni. Lagares declaró ser un entusiasta de las historias de amor y para él son un referente las películas del desaparecido Manuel Summers, para quien va dedicada esta cinta en el 25 aniversario de su fallecimiento. Acerca de proyectos futuros los ganadores de un Goya afirmaron tener varios proyectos en mente, como el documental sobre la violencia de género Desenfocadas y la cinta Arrebatamiento, sobre la pederastia. Temas sociales y reivindicativos los de estos cineastas que ponen todo su talento al servicio de lo que más aman, el cine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios