Cultura

La guerra de la cocina

CinbeBox Aqualon Puerto Huelva.- Producción: Estados Unidos, 2014.- T.O.: 'The hundred-foot journey'.- Duración: 122 minutos.- Dirección: Lasse Hallström.- Guión: Steven Knight basado en la novela de Richard C. Morais.- Fotografía: Linus Sandgren.- Música: A. R. Rahman.- Montaje: Andrew Mondsheim.- Intérpretes: Helen Mirren, Om Puri, Manish Dayal, Charlotte Le Bon, Juhi Chawla, Rohan Chand

Ahora que las cadenas de televisión han hecho de la cocina una reiterativa obsesión, en ocasiones indigesta y empachosa, en manos de histriónicos artífices propensos al chiste o a una impostada simpatía y desparpajo, de vez en cuando el cine nos sorprende con una película cuyo escenario es también culinario. Menos mal que en el caso que hoy nos ocupa el film resulta sugestivo en el entorno de una comedia entre el romance y el drama, ambientada en un escenario a la medida de un director que ha acabado recreando en la pantalla los éxitos literarios de las librerías.

Sí porque una vez más estamos ante esa dicotomía tan recurrente como es la literatura y el cine. Esta película es una adaptación del best seller de Richard C. Morais The hundred-foot journey, de la que Steven Spielberg es coproductor. Su director, Lasse Hallström, de cuya filmografía podemos extraer títulos tan prestigiosos y recordados como Mi vida como un perro (1985), Las normas de la casa de la sidra (1999) y la deliciosa Chocolat (2005), aunque también podríamos citar una de las últimas La pesca de salmón en Yemen (2001), emprende aquí una jugosa, entretenida y en ocasiones ocurrente comedia romántica que empieza resultando apetecible pero termina con una cierta sensación de empalago.

La protagonista es madame Mallory, propietaria del restaurante Le saule pleureur -el sauce llorón, diríamos aquí- en la campiña francesa, ganador de la apetecida estrella Michelín, del que se siente orgullosa. Viuda, obstinada y respetuosa con todo el mundo, se ve profundamente contrariada cuando una familia de emigrantes indios, instala en el lugar y sólo a diez metros de distancia el restaurante llamado Maison Mumbai, especializado en comidas hindúes, regentado por Hassan Kadam. El enfrentamiento entre unos menús y otros no tarda en establecer un pugilato gastronómico en el que el voluntarioso Hassan y la encantadora segunda chef de madame Mallory, Marguerite, tendrá influencia muy decisiva.

Lasse Hallström, director del que era posible esperar objetivos más ambiciosos, con la madurez, se ha habituado a estas comedias amables, sentimentales, melodramáticas e indudablemente comerciales, con elementos muy asequibles para el gran público. Tiene a su favor, además de su gran oficio, su dominio del ritmo narrativo y en esta ocasión ese contraste entre culturas a través del arte culinario con la afortunada participación de esa gran actriz que es Helen Mirren, magníficamente secundada por actores muy convincentes y menos conocidos como Om Puri y Manish Dayal. En suma un menú agradable aunque demasiado copioso y, la verdad, nos hubiera gustado un poco más sabroso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios