Genios del Flamenco

La guitarra de Niño Miguel (IV)

La guitarra de Niño Miguel (IV) La guitarra de Niño Miguel (IV)

La guitarra de Niño Miguel (IV)

El mes de octubre Miguel sigue ingresado en el Hospital Juan Ramón Jiménez, con sus problemas de Psiquiatría, estando todo lo referente al espectáculo organizado: el Palacio de Deportes, confirmación de los artistas, fecha, hora, el cartel del festival en la calle, entradas a la venta con una gran acogida por parte de público y aficionados, cuando a través de su hijo Ángel los médicos que le atienden solicitan nuestra presencia en el Hospital, comunicándonos que se le ha presentado un problema grave en la sangre.

Debido a su situación personal, se llega a temer por su vida, algo que nos sorprende y deja a todos helados, llevándonos a una embarazosa situación, y la duda de seguir adelante con el festival, o por el contrario suspenderlo. El problema lo vive especialmente Arcángel, ya que en él ha recaído todo lo relacionado con los artistas. Ante esta incertidumbre decidimos efectuar una visita al notario Carlos Toledo, Ángel (hijo de Niño Miguel), El Pecas, Arcángel y un servidor, para que nos asesorara sobre la situación y acuerdos a tomar. Aconsejándonos seguir para adelante, redactando un acta notarial para que en caso de fallecimiento todo lo recaudado en el mismo, que sirviera exclusivamente para realzar y recordar para siempre la figura del artista, deseo de su hijo y los presentes, sin olvidar, que el señor notario tuvo la gentileza de no cobrar nada.

El montaje del espectáculo fue complicado y difícil, realizándose unos días antes del comienzo la preparación y colocación de cubrir la pista de parqué del suelo, luces, sonido, catering, megafonía, seguridad, azafatas, vigilantes, taquillas, porteros, camerinos, escenarios, cortinas, colocar sillas y otros detalles, que costaron una pasta. Sin contar con un montón de amigos que colaboraron de forma altruista y además pagaron sus entradas, para dejar antes de las diez de la mañana del día siguiente todo totalmente desmontado.

Miguel está mal, no dejándole los médicos salir del hospital, desde por la mañana se le pone un tratamiento para poder estar a la hora del comienzo mejorado. Bajo nuestra responsabilidad, su hijo firma la salida del mismo en ambulancia hasta el Palacio de Deportes, y volver antes de dos horas. A la llegada al Palacio, Manuel Curao esta esperándolo para presentarlo al púbico y dar comienzo al espectáculo.

Miguel esta deseoso, nervioso incluso de ver el aspecto del local, y de actuar en su Huelva ante su gente, familia, amigos, fans y admiradores que esperaban su presencia en el escenario, con su guitarra bajo el brazo, muy elegantemente vestido, tributándole su cariño y afecto con un enorme aplauso de varios minutos en pie, ante su ídolo, que con muchas ganas ofrece una mínima actuación, a pesar de su malestar, llena de embrujo y arte, como es normal en Miguel.

El festival homenaje a Niño Miguel fue todo un acontecimiento artístico en Andalucía

El festival benéfico homenaje a Niño Miguel llega a celebrarse el día 7 de noviembre de 2009, todo un acontecimiento artístico en nuestra capital y provincia, siendo el comentario unánime de todos los aficionados y público en general, en sus parabienes y alabanzas, sobre el mismo, por la cuantía y calidad de los artistas que conformaban el cartel, que sin duda de ninguna clase ha sido el mejor y más completo en el flamenco que se ha programado y presentado en Andalucía, en la que han participado figuras como Manolo Sanlúcar, Tomatito, Pepe Habichuela, José Luis Rodríguez, Juan Carlos Romero, Miguel Ángel Cortés , sin faltar el homenajeado Niño Miguel, como guitarristas, que fue el que abrió el espectáculo. En el cante: José Mercé, El Pele, Estrella Morente, Pepe de Lucía, Carmen Linares. En el baile de Eva Yerbabuena y su cuadro flamenco, con las guitarras de Paco Jarana y Manolo de La Luz, con el cante de Enrique el Extremeño y Jeromo Segura, las palmas y el compás de los Mellis, efectuando la presentación, el experto, entendido y gran flamenco, Manolo Curao. Fueron muchos los artistas que quisieron sumarse a dicho festival, por la admiración y cariño hacia Miguel, que no se consideró oportuno por la organización incluir, pues se hubiese hecho larguísimo el espectáculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios