Cultura

Un dandy en la taberna

El otro 27 o el 27 del humor o como queramos llamarlo, pero la generación de los Jardiel, Mihura o López Rubio, aunque relativamente olvidada, sigue marcando un hito en lo que se refiere a nuestra pobre tradición humorística contemporánea. Buenos escritores e impagables personajes, la mayoría, pero ninguno tan proteico y cosmopolita como Edgar Neville, escritor, dramaturgo y cineasta, gordo y conde como Foxá y no menos ingenioso. En 2007 el Instituto Municipal del Libro de Málaga publicó un volumen coordinado por Ríos Carratalá, Universo Neville, que ofrece una excelente introducción a los numerosos perfiles del autor madrileño, y entre sus últimas obras rescatadas figura -también en Reino de Cordelia- Mi España particular, una guía "arbitraria" pero regocijante y personalísima.

Publicada en 1953, La Niña de la Calle del Arenal es menos una novela -como apunta García de Dueñas- que una "colección de estampas matritenses", ambientada en la bulliciosa y pintoresca ciudad de inicios del Novecientos. El protagonista, Manolito, es un muchacho fascinado por las actrices de varietés que pasea por el Madrid de los cafés y los bailes sin saber que la mujer de su vida es todavía una niña. Obra menor pero de intenso y delicado sabor costumbrista, la novela tiene algo de fábula y algo de sainete, fiel a esa combinación de casticismo y modernidad -como "un dandy en la taberna" lo evocaba Fernán Gómez- que caracteriza a Neville, autor refinado pero amante de los tipos populares.

El editor, en fin, ha tenido la feliz ocurrencia de reproducir en apéndice los anuncios publicitarios que acompañaban a La Novela del Sábado, la colección que publicó la primera edición -única hasta ahora disponible- de La Niña. "Donde hay hombres… hay Aspirina", leemos en uno de ellos. Otro anuncia viajes organizados a Lourdes en autopullman. Pero el más sorprendente es el que declara, en castellano de andar por casa, que "Lord Byron… hubiese sido cliente de Galerías Preciados". Pura Celtiberia fiftie.

Edgar Neville. Prólogo de Jesús García de Dueñas. Reino de Cordelia. Madrid, 2012. 104 páginas. 9,95 euros

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios