Cultura

El mayor conjunto de industria lítica de la Prehistoria de Huelva llega al Museo

  • Las 2.515 piezas proceden de la finca Carruchete, de Rociana, y tienen 7.000 años de antigüedad

  • Todo el material será registrado, clasificado y almacenado, aunque algunos restos se expondrán

Antonio Ramírez Almanza, Carmen Solana, José María García Rincón y Diego Pichardo observan las piezas en el salón de actos del Museo. Antonio Ramírez Almanza, Carmen Solana, José María García Rincón y Diego Pichardo observan las piezas en el salón de actos del Museo.

Antonio Ramírez Almanza, Carmen Solana, José María García Rincón y Diego Pichardo observan las piezas en el salón de actos del Museo. / alberto domínguez

Fueron recuperadas en los años 60 y ahora el Museo de Huelva las recepciona para registrarlas, clasificarlas y almacenarlas, aunque algunas se expondrán en las vitrinas. Un total de 2.515 piezas procedentes de la Finca Carruchete, en Rociana del Condado, están ya a disposición de cualquier investigador que las solicite para su estudio en mayor profundidad.

Se trata, según explicó ayer la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Carmen Solana, del mayor conjunto de industria lítica de los recuperados hasta el momento en yacimientos arqueológicos de la Prehistoria reciente de Huelva. Según los primeros estudios provisionales, las piezas pertenecen al Neolítico Antiguo y tienen unos 7.000 años de antigüedad, coincidiendo con los restos del yacimiento de La Dehesa en Lucena del Puerto.

El dueño de la finca trasladó a Garrido Roiz las piezas y sus herederos han notificado su existencia

El de esta finca pertenece al arco que va desde Lucena del Puerto, pasando por Rociana del Condado, La Palma del Condado y Almonte, donde se sitúan poblaciones en transición con un fuerte componente de economía cazadora-recolectora, según precisó el arqueólogo del museo, José María García Rincón.

El escritor Antonio Ramírez Almanza, responsable de localizar las piezas años después de su hallazgo, comentó que "gracias a varias informaciones se pudo encontrar a la persona que las poseía y se han ido recuperando poco a poco". Este conjunto de industria lítica estuvo en manos del arqueólogo Juan Pedro Garrido Roiz, fallecido en 2012. Se las trasladó el propietario de la finca. Finalmente sus herederos son los que notificaron la existencia de estas piezas.

Para Solana, "la Junta de Andalucía muestra, una vez más, su compromiso con el patrimonio arqueológico de esta provincia. Lo hacemos protegiendo estos restos que son clave para el estudio de nuestra historia".

Además, la delegada felicitó al Ayuntamiento de Rociana del Condado por su trabajo en la recuperación y protección de estas piezas y a Antonio Ramírez Almanza por intermediar para impulsar este traslado al Museo de Huelva. "La protección de nuestros yacimientos de nuestra historia es un trabajo de todos y, por tanto, una mayor colaboración es lo que garantiza el éxito", apostilló la titular de Cultura de la Junta en Huelva.

Por su parte, el alcalde de Rociana del Condado, Diego Pichardo, agradeció la colaboración de la Delegación de Cultura en la conservación de estos restos arqueológicos que ahora recepciona el Museo. Según el regidor, "para el municipio es muy importante poder conocer su historia", por lo que garantizó que van a continuar con este trabajo en su territorio para seguir estudiando su pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios