Fila siete

La ciudad de la oscuridad

Los productores de 'Las crónicas de Narnia' (2005) que, al parecer, no tuvieron tanta suerte en las taquillas como esperaban, han abordado esta nueva producción, basada igualmente en una novela de ciencia-ficción, 'La ciudad de la oscuridad', de Jeanne Duprau. Hasta ahora la película no ha ido muy bien en las salas estadounidenses pero se espera que pueda recuperarse en su difusión mundial que ahora ha comenzado. Y bien que lo merece la película ya que, destinada singularmente a los niños, es un film que interesará a los mayores y posee elementos atractivos para hacer reflexionar a unos y otros sobre la historia que nos cuenta.

Efectivamente Ember es una metrópoli artificial construida bajo tierra para preservar a sus habitantes de una catástrofe nuclear. El proyecto, ideado para 200 años, empieza a sentir los estertores del final y la urbe comienza a oscurecerse con los frecuentes cortes de electricidad que someten a sus calles y hogares a la tiniebla más absoluta. El gigantesco generador que suministra la energía está empezando a fallar. Cunde el pánico y dos jóvenes maduran la idea de huir de esta ciudad tenebrosa. Cuando ponen en marcha su objetivo descubren la corrupción del negligente alcalde que los preside, incapaz de solucionar los problemas de sus ciudadanos.

Jeanne Duprau escribió esta su primera novela de ficción evocando los temores propios de la época en que creció, los años cincuenta del siglo pasado, cuya generación vivió con la psicosis de una amenaza nuclear, de una catástrofe capaz de destruir el mundo. De aquí que ideara esta ciudad de aspecto siniestro habitada por seres que desarrollaban su vida en las entrañas de la tierra, resguardados de una hecatombe ecológica universal. Aunque ellos realmente no lo saben, porque la caja donde se guarda la clave del asunto y las instrucciones a seguir por parte de los diferentes alcaldes que habrán de regir la población, se ha extraviado y nadie ha dado con ella. Tan interesante trama ha sido dirigida con tacto y habilidad por Gil Kenan, autor de la ya inolvidable 'Monster House' (2006), que con sencillez y amenidad, sin complicaciones narrativas, ha sabido desarrollar la historia de manera muy atractiva.

El actor Tom Hanks, uno de los productores de 'City of Ember', dio toda suerte de facilidades al director, quien, con el guión escrito por Caroline Thompson, ha acertado a matizar los aspectos esenciales de la novela original, para discurrir un relato donde personajes y situaciones se suceden con gran coherencia, fluidez, imaginación y sobre todo amenidad, de forma que el espectador puede seguir entretenido el interés de la intriga. Gil Kenan ha sabido construir un universo fantástico y crear unas secuencias de acción que no han precisado de muchos excesos digitales para avivar el interés del público en el seguimiento de una historia donde se advierten muchas metáforas sobre la sociedad de nuestro tiempo. A destacar la interpretación del sorprendente Bill Murray.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios