HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

La actualidad heredada del pasado

  • La Casa Colón abre las puertas de una retrospectiva de Daniel Vázquez Díaz a través de la Colección Botí

En el mismo octubre de 1930 de la inauguración de los frescos del Monasterio de La Rábida, el crítico de arte José Francés calificaba a Daniel Vázquez Díaz "muy antiguo y muy moderno" y le colocaba como maestro de una nueva generación de jóvenes pintores en España. Ana Berruguete refiere ahora aquel episodio en su estudio reflejado en el catálogo para la exposición que inaugura hoy el Otoño Cultural Iberoamericano (OCIb) en Huelva, Daniel Vázquez Díaz. Muy antiguo y muy moderno. Su comisario, Juan Barba, pintor y director del Museo Vázquez Díaz de Nerva, rescata también para el título las palabras de Francés que resumen la trayectoria de un artista discutido por los conservadores y venerado por los jóvenes renovadores, como recuerda Berruguete en su escrito.

Uno de sus discípulos, el cordobés Rafael Botí, se convirtió en un valedor inigualable de la pintura de Vázquez Díaz, cuyas obras empezó a reunir para dar pie a la Colección Botí, ahora en manos de sus sucesores, a través de su hijo, Rafael Botí Torres, que mantiene la mayor muestra del artista nervense en manos privadas, aun tras la venta de parte de ella, años atrás, a la Fundación Mapfre o la Fundación Cajasol.

Cuentan que cuando salía a subasta una obra de Vázquez Díaz, la presencia de Rafael Botí estaba asegurada y, con ella, el desánimo de cuantos interesados en la puja hubiera en la sala. Es el afán coleccionista que ha conseguido reunir 140 obras del onubense, que por primera vez visitan la provincia de Huelva en su totalidad.

Los contactos de la Fundación Caja Rural del Sur, como organizadora del OCIb, con la Colección Botí han sido fluidos en los últimos años. Estaba prácticamente asegurado que los fondos de Daniel Vázquez Díaz en manos de la familia Botí se verían en Huelva en algún momento. Más después de que en 2013 pasara por el propio Otoño Cultural Iberoamericano la colección de retratos adquirida por la Fundación Mapfre, en una de las grandes exposiciones de la temporada onubense.

El Salón Iberoamericano de la Casa Colón abre hoy sus puertas al público con 130 de las obras de la Colección Botí, entre óleos, dibujos y acuarelas. Hay cuadros de gran formato, bocetos a lápiz y algunos retratos de gran valor, como el de Adolescente, o los de Félix Fernández Valdés y Evaristo Valle en Itálica. Las otras 10 se verán a partir de mañana miércoles en el Museo Vázquez Díaz de Nerva, en una muestra directamente relacionada con el célebre proyecto Poema del Descubrimiento, que vinculó para siempre al nervense con La Rábida con su obra más reconocida por el gran público.

Puede que no haya mejor percha para esta nueva retrospectiva en el OCIb y su vocación americanista de cada otoño. Pero también coincide con otra de las viejas reivindicaciones proyectadas desde el mundo del arte onubense: la posibilidad de que Huelva pueda exhibir de forma permanente la obra de uno de sus pintores universales, junto a José Caballero.

Recuerda Juan Barba con motivo de esta exposición que el 17 de marzo próximo se cumplirán 50 años de la muerte del artista de Nerva. Quizá, asegura, una "buena oportunidad" para que pueda crearse en Huelva un museo dedicado a la obra de Vázquez Díaz. O quizá "la última".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios