Cultura

Vuelve la aventura fantástica

Multicines La Dehesa Islantilla, Cinebox Aqualon Puerto Huelva, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría.- Producción: Estados Unidos, 2008.- T.O.: "Inkheart".- Duración: 105 minutos.- Dirección: Iain Softley.- Guión: David Lindsay-Abaire basado en la novela de Cornelia Funke.- Fotografía: Roger Pratt.- Música: Javier Navarrete.- Montaje: Martin Walsh.- Intérpretes: Brendan Fraser, Eliza Hope Bennett, Paul Bettany, Helen Mirren, Jim Broadbert, Sienna Gillery, Andy Serkis, Jenifer Connelly, Rafi Gavron.

Vuelve la aventura fantástica siempre tan cara al cine y últimamente cultivada con especial fervor por la cinematografía norteamericana especialmente. Podríamos asegurar que nunca faltan historias de este tipo en la actualidad cinematográfica. Una vez más en esa dicotomía tan recurrente cine-literatura, otra novela, la homónima Corazón de tinta, de Cornelia Funke, escritora alemana, galardonada con diversos premios y, hoy por hoy, una de las más prestigiosas escritoras contemporáneas especializadas en literatura infantil y juvenil, se convierte en película. Éste es el primer libro de una trilogía que bien pudiera dar lugar a más de una secuela.

En este film tenemos a un padre y a una hija que emprenden, a través de la lectura, un fabuloso viaje imaginario. Mortimer Mo Folchart -un experto en restaurar textos- y su hija, Meggie, de doce años, poseen el mágico privilegio de hacer aparecer en la vida real a los personajes de los libros cuando leen en voz alta. Al mismo tiempo, cada vez que hacen posible este prodigio, una persona real desaparece en el mundo de la fantasía. Hacen una visita a una librería de libros viejos o de segunda mano. Mo oye voces que no había escuchado desde hace mucho tiempo. Localiza el libro de donde provienen y siente un fuerte escalofrío que recorre todo su cuerpo. El texto no es otro que Corazón de tinta un libro ilustrado con grabados de viejos castillos medievales y extrañas criaturas. Lo llevaba buscando desde que Meggie tenía tres años, cuando su madre desaparició de este mundo místico.

La película prodiga toda suerte de imaginación y los consiguientes efectos especiales que se hacen imprescindibles en este tipo de fabulosas historias. Eso es lo que esperan los numerosos aficionados a este género cinematográfico, especialmente los más pequeños, los más ávidos y asiduos espectadores en estas jornadas veraniegas en las que ya disfrutan de sus merecidas vacaciones. Creo que el bagaje temático de que ha dispuesto el realizador Iain Softley ha sido aprovechado al máximo por éste. No creo que haya contado con unos niveles de producción acordes con el poder fantástico del relato, pero saber presentar con cierto garbo y agilidad los más sugerentes o sugestivos elementos de la fantasía, singularmente los personajes de los cuentos, es ya una ventaja a la hora de considerar el conjunto y su realización, sobre todo cuando los actores parecen los más indicados para encarnar a tan atractivos protagonistas.

En ese ámbito literario Corazón de tinta propone argumentos de gran interés, si bien debieran haberse aprovechado otros también presentes en el relato original. Pero en esa acertada elección de los intérpretes para encarnar a los personajes, que ya indicaba, es indudable que llaman la atención muy gratamente las actuaciones de Paul Bettany y Helen Mirren, la extraordinaria intérprete de The queen (2006), así como Jim Roadbent y el propio protagonista Brendan Fraser.

Resulta indudablemente interesante este juego fantástico que hace llegar y regresar a personajes de Las mil y una noches o El mago de Oz, bandidos y juglares de la Edad Media, unicornios y toda esa parafernalia feérica de un alucinante ámbito entre faunos, hadas, monstruos, seres terroríficos, sabandijas y mandrágoras, propios de leyendas y fábulas. Y todo ello combinando o mezclando épocas y lugares distintos como si nadie permaneciera a gusto en su propio mundo en un afán de sobrevivir a toda costa y acogiéndose a la hospitalidad de un libro. Unos complacidos con su destino y otros opuestos a él. Si algo provechoso puede dejarnos la película es su sugerencia sobre el interés apasionante de la lectura por inquietante que pueda resultar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios