Cultura

Los lugares de los Sucesos de Casas Viejas serán Bien de Interés Cultural

  • La Junta protege los espacios donde se produjeron los acontecimientos de 1933 al iniciar su declaración como Sitio Histórico · La resolución incluye también los testimonios orales, periodísticos y gráficos

Comentarios 3

"Preservar el escenario en el que se desarrollaron los Sucesos de Casas Viejas como un lugar de memoria; es decir, un espacio simbólico y físico vinculado a esos hechos". Este es uno de los argumentos incluidos en la resolución de la Consejería de Cultura que se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el pasado viernes y por la que la Dirección General de Bienes Culturales incoa el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural del Lugar de los Sucesos de Casas Viejas. Y lo será cuando concluya la tramitación que ahora arranca con la tipología de Sitio Histórico. Pero ya, desde este preciso momento, quedan protegidos el local del sindicato Los Invencibles, el antiguo cuartel de la Guardia Civil, la choza de Seisdedos, la fonda y el Parque del Antiguo Cementerio.

Estos lugares tienen lógicamente en la actualidad usos distintos a los de 1933, con diferente configuración arquitectónica en algunos casos -aunque también perviven elementos originales en otros-, pero en todo caso sus actuales propietarios están obligados por la resolución a "mantenerlos y custodiarlos". La resolución incluye también, como bienes muebles, las narraciones orales de los testigos de aquellos hechos, la prensa escrita de la época y los archivos fotográficos, que quedan provisionalmente adscritos por su "íntima vinculación" con los bienes inmuebles.

Además de obligar a los propietarios a conservar los lugares de los Sucesos de Casas Viejas, la resolución les recuerda que deberán permitir que sean inspeccionados por las personas y órganos competentes de la Junta de Andalucía. Y también responsabiliza al Ayuntamiento de Benalup del futuro de la protección: "Debe procederse a la suspensión de las actuaciones que se estén desarrollando y de las licencias municipales de parcelación, edificación o demolición en las zonas afectadas, así como de los efectos de las ya otorgadas, hasta tanto se obtenga la autorización de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico".

La resolución autonómica incluye un amplio anexo en el que se hace un resumen de los hechos sucedidos en Casas Viejas en enero de 1933, a raíz de la sublevación iniciada por la CNT en Barcelona. Esta narración de los trágicos sucesos se basa en la obra Los anarquistas de Casas Viejas, de Jerome R. Mintz. De manera somera, aunque precisa, se resume la enorme repercusión que en la localidad gaditana tuvo aquella insurrrección anarquista que comenzó en Casas Viejas cuando ya había fracasado en el resto del país, pues los insurrectos gaditanos tardaron en creer las noticias, confusas, que hablaban de ello.

Los sublevados se manifestaron por el pueblo, se enfrentaron a la Guardia Civil -hiriendo gravemente a dos miembros de la Benemérita que morirían posteriormente- y, finalmente, huyeron del pueblo o se refugiaron en la mítica choza de Seisdedos a medida que constataron el fracaso de la insurrección y la llegada de nuevas unidades de la Guardia Civil, sobre todo la Guardia de Asalto al mando del capitán Rojas, que ordenó incendiar la choza, después de haberla atacado a tiros, y que inició posteriormente un cruel escarmiento en el pueblo que concluyó con el arbitrario fusilamiento de personas inocentes que no habían participado en los hechos.

Silenciados durante años en la dictadura, los sucesos se convirtieron en tabú en el propio pueblo, cuya memoria se trata ahora de proteger con la nueva medida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios