Cultura

Sucedáneo televisivo

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, Cine Vip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Multicines Al Andalus Ayamonte.- T.O.: "The last Airbender".- Producción: Estados Unidos, 2010.- Duración: 105 minutos.- Dirección: M. Night Shyamalan.- Guión: M. Night Shyamalan basado en la serie creada por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko.- Fotografía: Andrew Lesnie.- Música: James Newton Howard.- Montaje: Conrad Buff.- Intérpretes: Noah Ringer, Nicola Peltz, Jackson Rathbone, Dey Patel, Seychelle Gabriel, Aasif Mandivi, Shaun Toub

Ya es imparable. La dependencia de los productores, directores y guionistas de Hollywood de las nuevas versiones, los remakes, las adaptaciones de series de televisión y videojuegos o demás invenciones de la moderna parafernalia tecnológica, está sustituyendo a la originalidad y la creación auténticamente cinematográficas. A ello ha sucumbido también con auténtico afán comercial el, en tiempos, muy reputado realizador de origen hindú, afincado en Estados Unidos, M. Night Shyamalan, tan precipitadamente aplaudido por su realizaciones más destacadas: El sexto sentido (1999) y El protegido (2000), que luego, en producciones posteriores, ha ido perdiendo aquel apresurado prestigio que le otorgaron muchos críticos. Vuelve tras los descalabros de La joven del agua (2006) y El incidente (2008) con una serie apasionante para los niños estadounidenses: Avatar: The last Airbender, que nos cuenta como el orbe incendiado por la guerra parece incapaz de oponerse a tan terrible destrucción. Hace casi cien años que la Nación del Fuego lleva a cabo esta destructiva acción para dominar a los pueblos del Aire, el Agua y la Tierra. Las devastadoras huestes del Fuego han terminado con todos los maestros del Aire y tratan de eliminar a los del Agua. Un día la joven maestra Katara, de este reino, encuentra al joven Aang. Katara y su hermano Sokka advierten que Aang es el Airbender de las profecías, que puede controlar a los cuatro elementos y devolver al mundo su deseado equilibrio.

M. Night Shyamalan, que dice abordó este tema impulsado por sus hijas, admiradoras como tantos niños de su país de la citada serie televisiva, emprendió una producción de ciento cincuenta millones de dólares que ha sido duramente vapuleada por la crítica cinematográfica norteamericana sin la menor concesión Inclinado hacia ese cine infantilizado, como tantos otros colegas suyos, que da dinero pero no prestigio, el antes aplaudido realizador mezcla aventuras, ciencia-ficción, artes marciales y fantasía en una torpe amalgama de confusos personajes y situaciones caóticas con una inclinación a la acción para tratar de entretener a los espectadores sin la mayor coherencia narrativa ni argumental.

Decepción para quienes esperaban tanto de tan admirado realizador. Por eso lo proyectado como inicio de una llamativa trilogía, ha empezado, si es que va a seguir, con muy mal pie. Claro que si la película consigue una buena taquilla, que nadie descarta, dada la predilección de los más pequeños y cuantos van al cine atraídos por los deslumbrantes efectos especiales y la aventura a cualquier precio que la publicidad propaga convenientemente, nada nos extrañaría que pudiera completarse a su debido tiempo. Éste nos lo dirá.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios