Cultura

Raúl Rodríguez mezcla música y antropología en 'Razón de Son'

Razón de Son es el primer trabajo en solitario del músico y antropólogo Raúl Rodríguez, un disco-libro fruto de una investigación sobre la fusión en la música andaluza que se articula en torno al tres flamenco, un instrumento que propone nuevos ritmos que engloban "sones de muchísimas orillas".

"Este trabajo es una unión de lógicas que aparentemente son muy distintas: la lógica de la razón y la lógica del son. Es decir, el estudio antropológico por un lado, recogido en el libro y por otro, la experimentación creativa en la música popular, plasmada en el disco", ha declarado hoy Raúl Rodríguez en una entrevista con Efe.

Razón de Son se articula a partir del desarrollo del "lenguaje fronterizo" que propone el tres flamenco, un instrumento, mezcla del tres cubano y de la guitarra flamenca, hecho precisamente para este proyecto. "Al ser un instrumento mestizo se sitúa en el mar, es como una especie de hijo mulato instrumental que nos abre la posibilidad de crear una música nueva que bebe tanto de la orilla andaluza como de la orilla cubana o de las orillas africanas", detalla el músico.

Rodríguez lleva más de dos décadas investigando y dedicándose al estudio histórico de los cruces culturales en la música andaluza, una experiencia que ha desarrollado al lado de músicos como Kiko Veneno, Martirio o Santiago Auserón y en proyectos propios como CaraOscura o Son de la Frontera. "En todos estos años de estudio he comprobado que esta música engloba sones de muchísimas orillas y esto es lo que la hace tan rica. Por eso, si nos situamos en el lugar del mestizaje podemos crear música nueva y no solamente conservar el patrimonio que ya tenemos, si no avanzar en la línea de la tradición, porque la tradición siempre fue creativa", explica el músico.

Según Rodríguez el álbum Razón de Son, está repleto de sonidos a la misma distancia de todos los puertos: "Una especie de antropomúsica creativa que pertenece a los cantes de ida y vuelta surgidos a lo largo de 500 años de contacto ente la parte ibérica y la parte caribeña".

Cinco composiciones originales de Raúl Rodríguez, una canción de la cantante cubana Marta Valdés y tres temas de tradición popular: una caña, que se tocaba en el siglo XIX en Triana, una versión de la Petenera veracruzana y una interpretación de la Danza de las Espadas de San Bartolomé de la Torre que cuenta con la colaboración de Martirio y de El Peca.

"Mi trabajo es una búsqueda de la razón de la creatividad en la música popular, dando por sentado que la música popular no está hecha. Es necesario componer música nueva, cantes nuevos, letras nuevas, instrumentos nuevos, formas estróficas nuevas, palos nuevos, para crear un mundo nuevo, porque la creatividad es el motor que puede salvarnos la vida", sentencia Rodríguez.

El punto flamenco, una dinámica rítmica que mezcla la armonía del punto guajiro cubano con la de la bulería flamenca o la sonería, una bulería con un bajo de son anticipado, "hija del tres flamenco", son algunas de las nuevas fórmulas rítmicas que el músico propone en Razón de Son.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios