Cultura

Ponga una locomotora en su vida

El éxito de los simuladores de vuelo en todo el mundo se basa en el realismo de las imágenes y la sensación de estar al mando de cualquier avión que podamos imaginar. Pues la sensación de ser el maquinista del histórico Orient Express o del AVE Sevilla-Madrid no es inferior. Es más, hay tantas posibilidades que corremos el peligro de engancharnos a nuestro ordenador para llevar nuestro tren donde queramos o, por qué no, conducir el metro de cualquier capital del mundo. Hay tres programas de pago para quien no quiera complicaciones: Train Simulator, de Microsoft , Trainz Classics y Rail Simulator.

Con cualquiera de ellos revivirá históricos trenes o conocerá el Bronx de manera distinta. Nosotros recomendamos el programa gratuito BVE Trainsim, de procedencia japonesa pero que, al ser de código abierto, cuenta con entusiastas en todo el mundo que han ido creando rutas de sus países, como por ejemplo el AVE Sevilla-Málaga-Córdoba-Madrid, o toda la red de Cercanías de Madrid. Hay dos versiones del programa y ambas le permitirán iniciarse en este mundo de la simulación donde se corre el peligro de pasarse horas y horas, hasta engancharse. Sea paciente y no pretenda pilotar un AVE sin que, las primeras veces, se pase varios kilómetros de estación; aunque, en este caso, los pasajeros no se quejarán del frenazo. Vaya poco a poco haciéndose con los mandos, primero de un tren histórico y, luego, vaya avanzando hasta los más modernos. Use auriculares para centrarse totalmente en el juego.

http://mackoy.cool.ne.jp

http://es.geocities.com/bvespanish

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios