Cultura

María Galiana llega a Huelva con 'Conversaciones con mamá'

  • Junto a Juan Echenove trae al auditorio del Palacio de Congresos de la Casa Colón una obra que define como "comedia dramática" y en la que se muestran dos maneras de entender la vida

María Galiana (Sevilla, 1936) confiesa que hay gente por la calle que se dirige a ella con el nombre de Herminia: "Sí, hijo, sí, la mayoría de la gente, pero no me importa. La fama me parece muy bonita porque te sientes querida. Y más cuando me ha venido a mí, con mi poca experiencia, que ha sido llegar y besar el santo". Así responde la actriz sevillana, que empezó en la profesión con 50 años, cuando se le pregunta si su entrañable personaje en Cuéntame anda cerca de suplantar su verdadera personalidad. María Galiana estará esta noche en Huelva, en el Palacio de Congresos de la Casa Colón, para protagonizar la obra Conversaciones con mamá, en la que estará acompañada en escena por Juan Echanove y para la que ya no quedan entradas a la venta.

Afirma la actriz que se trata de una "comedia dramática", que arranca con muchos motivos para reír, que suele enganchar así a la gente y que posteriormente cambia de manera muy efectiva: "La versión teatral de la película que ha hecho Jordi Galcerán es verdaderamente extraordinaria porque ha conseguido darle un giro muy bonito al guión original y consigue llegar al público; la verdad es que está funcionando muy bien".

Conversaciones con mamá sitúa en escena a una mujer de 82 años y a su hijo, de 50. Cada uno con sus vivencias y sus problemas y alegrías. Pero la paz se trunca cuando Jaime, que así se llama el personaje que encarna Echanove, pierde su puesto de trabajo.

Más allá de la posible actualidad del texto, en una sociedad en la que muchos pensionistas están sosteniendo con sus ingresos a los jóvenes y sus familias en paro, la obra profundiza mucho más, como explica María Galiana: "Se extiende más allá de las relaciones madre-hijo, ofrece dos maneras de entender la vida, la de alguien acostumbrado a la sociedad de consumo y la de la madre que aprecia las pequeñas cosas, que ha sacado adelante todo con tanto esfuerzo... Y el público se identifica. En el escenario se nota enseguida cuando se produce una corriente de entendimiento entre el público y nosotros".

Sobre el escenario, eso sí, están de manera permanente el dúo protagonista, y María Galiana reconoce la dificultad: "Es durito, es durito... Sólo hay un momento en la obra, de poco más de un minuto, en el que Juan hace un monólogo y yo salgo de escena, pero no me da tiempo a nada, me cambio sin ir al camerino. Y en ocasiones pienso: 'Yo me tomaría ahora un buchito de agua". Pero la actriz sevillana no se queja de ello y se muestra "contenta" de su trabajo, de lo que se ve en el escenario y de todo el proceso anterior de enfrentarse al texto.

Igual de satisfecha, y no es para menos, se encuentra con el desarrollo de la serie televisiva Cuéntame que le lanzó a la fama,tras su formidable papel en Solas de Benito Zambrano, y con su personaje de Herminia. Y apunta que ojalá el formato sirviera para dar a conocer a los espectadores otros periodos de la historia de España: "Me encantaría. Creo que se ha estudiado poco el XIX español, y hay muchas posibilidades de dar a conocer todos los movimientos constitucionalistas que se dan en el país".

Reconoce María Galiana que se han hecho series y películas de este siglo y de otros anteriores, de la época de los Austrias, pero la actriz, y también licenciada y profesora de Historia ya jubilada, no termina de valorar estos intentos porque estima que suelen tener "poco rigor histórico", al tiempo que también desconfía de los guiones que están ahora escribiendo la mayoría de los jóvenes. Y está convencida de que este tipo de series o películas ayudarían mucho a comprender la historia española. Igual que con la Guerra Civil: "Hay quien dice que ya está bien de darle a la Guerra Civil. ¿Cómo que está bien? En cualquier país del mundo se haría, como en Estados Unidos, con la Guerra de Secesión".

Pese a ello, María Galiana no se muestra decidida a la hora de afrontar el proceso de escribir algún guión, pese a sus evidentes conocimientos históricos y cinematográficos, pero sí desvela uno de sus anhelos aún no cumplidos : "Yo, cuando me veo, así, como soy, no me puedo creer que aún no haya interpretado a Isabel II, la verdad. Es un gran personaje".

Hoy, de momento, llega a Huelva, a la Casa Colón, con Conversaciones con mamá, y con el aforo del auditorio sin una entrada disponible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios