Cultura

Lección magistral de Pablo Hermoso de Mendoza en Valencia

  • El rejoneador navarro corta tres orejas y sale en hombros · Diego Ventura consigue un trofeo y roza la Puerta Grande · Fermín Bohórquez, ovacionado

GANADERÍA: Toros de Fermín Bohórquez, nobles en líneas generales, aunque justos de raza. TOREROS: Fermín Bohórquez, saludos en ambos. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja con petición de la segunda y dos orejas. Diego Ventura, saludos y oreja con petición de la segunda. Incidencias: Plaza de toros de Valencia. Casi lleno.

Pablo Hermoso de Mendoza dio ayer toda una lección de lo que es el rejoneo en Valencia, en una completísima tarde donde cortó tres orejas de muchísimo peso y ganó una batalla a Diego Ventura, que también podría haber salido a hombros de haber estado acertado con el descabello.

El estellés cuajó en su primero una lidia completa, brillando sobre todo a lomos de Dalí, Chenel, Ícaro y Pirata. Destacó sobre todo el recibo con Dalí parando al toro en terrenos de cercanías y clavando un rejón muy bien colocado, el único de castigo que colocó.

Con Chenel logró también momentos brillantes, sobre todo con las banderillas, toreó a dos pistas, cambiando los terrenos por los adentros en apenas un metro cuadrado. Con Ícaro siguió la línea ascendente, colocando otras dos banderillas citando muy de frente, luciéndose tanto el navarro como el caballo. Logró que la plaza se pusiera boca abajo. Vibrante con las cortas, dejó un rejón trasero y efectivo, que le impidió cortar el segundo trofeo.

En el quinto, Pablo también estuvo a gran altura.con un toro soso al que templó en el galopte a dos pistas. Con Silveti, en banderillas, cuajó un par vibrante, de igual manera que Caviar. Siempre en terrenos muy comprometidos, templando al toro y dándole todas las ventajas por los adentros. Fue ese un Bohórquez deslucido al que fue haciendo poco a poco, con el que se creció. La faena tuvo las virtudes del valor, el temple y la suavidad. Con Pirata, clavó al estribo haciendo llegar mucho al toro. Mató de un rejonazo y le dieron las dos orejas de ley.

Diego Ventura firmó una faena muy emocionante, templada a ratos en la que también rayó a gran altura, en respuesta a la actuación de Hermoso. Con un toro soso que cortaba el viaje pero noble, dejó varios pares muy reunidos exhibiendo una gran facultades. Le faltó emoción al toro, pero Ventura se la puso. El fallo con el rejón le impidió cortar una oreja.

Salió Ventura en el quinto con Girasol, recibiendo al animal con sobriedad, templanza y torería. Lo mejor de su faena lo realizó con Manzanares, clavando pares por los terrenos en los adentros, luciéndose en la salida del toro, con un toreo entre la pureza y lo eléctrico. Con Distinto, los pares al quiebro pusieron los tendidos boca abajo mientras que con Ginés clavó muy reunido. Un rejón caído y el fallo reiterado con el descabello, impidió que acompañara a Hermoso de Mendoza por la primera puerta grande.

Fermín Bohórquez tuvo que romper plaza y con ello el ambiente de principio de feria. Realizó una faena completa en conjunto pero que le faltó la emoción del toro, pecando en ocasiones el jinete de frialdad. Algo similar le ocurrió en el cuarto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios