Cultura

La Justicia suiza niega la libertad condicional de Polanski porque observa riesgo de fuga

  • El tribunal deja abierta la posibilidad del arresto domiciliario del director de cine

La Justicia suiza negó ayer la libertad condicional a Roman Polanski por considerar que existe riesgo de fuga, una posibilidad que la defensa del cineasta rechaza al tiempo que prepara ya una apelación ante la máxima instancia judicial del país, el Tribunal Supremo. El director se encuentra en su cuarta semana de detención en Suiza, como resultado de una orden de detención emitida en Estados Unidos a causa de un proceso que tiene pendiente desde 1977 por la presunta violación de una menor. Polanski había ofrecido como fianza su chalet en Gstaad, una exclusiva estación de esquí suiza.

Concretamente, planteó que esa propiedad fuese embargada y se emitiese una prohibición de venta, pero los jueces señalaron que esta forma de fianza no satisface las exigencias legales. En la argumentación de su decisión, el Tribunal Federal Penal concluyó que en caso de conceder la libertad al cineasta, el riesgo de fuga era demasiado alto, tanto por los "medios" económicos de los que dispone, como por sus "motivaciones". Precisó que entre esas motivaciones podría encontrarse el deseo de reunirse con su familia, así como el impacto que tendría para su carrera la interrupción prolongada de su trabajo.

Por otra parte, el mismo tribunal dejó abierta la posibilidad de que en otra instancia se evalúe de manera favorable si, en lugar de pedir su libertad condicional, Polanski solicitase permanecer bajo arresto domiciliario. También plantea la eventualidad de que pueda ser liberado si acepta portar un brazalete electrónico. En cualquier caso, los jueces que llevan el caso consideran que, por el momento, la duración de la detención de Polanski "respeta el principio de proporcionalidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios