Cultura

La Junta anuncia la elaboración de un Plan Estratégico del Flamenco

  • El proyecto quiere hacer de la disciplina una "fuente de riqueza, orgullo y dignidad"

Los artistas que actuarán en el Teatro Central, espacio dependiente de la Junta de Andalucía, posan con María Ángeles Carrasco y Antonio Zoido. Los artistas que actuarán en el Teatro Central, espacio dependiente de la Junta de Andalucía, posan con María Ángeles Carrasco y Antonio Zoido.

Los artistas que actuarán en el Teatro Central, espacio dependiente de la Junta de Andalucía, posan con María Ángeles Carrasco y Antonio Zoido. / josé ángel garcía

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, reveló ayer que el Gobierno autonómico prepara un Plan Estratégico del Flamenco de Andalucía que "echará a andar en unos días" y que quiere impulsar esta disciplina en el ámbito educativo y la investigación y potenciar su funcionamiento como industria cultural.

Díaz hizo este anuncio en el Palacio de San Telmo, donde presentó la colaboración de la Junta con la Bienal de Flamenco, estimada por el Ejecutivo andaluz en unos 350.000 euros y que entre otras líneas contempla la cesión del Teatro Central para nueve espectáculos y la exposición El duende desnudo, la representación del último montaje del Ballet Flamenco de Andalucía Flamencolorquiano, así como la celebración de unas jornadas organizadas por el Centro de Estudios Andaluces, Flamencos contra Franco, que recordará a aquellos artistas que participaron a través de sus letras y su posición política en la lucha antifranquista.

El Gobierno autonómico presenta su aportación a la próxima Bienal

En su intervención, Díaz expuso que el Plan Estratégico del Flamenco incluye actuaciones "en materia de educación, información, investigación o industria" para hacer de la materia una "fuente de riqueza, dignidad y orgullo". La presidenta no se detuvo en medidas concretas, pero sí hizo hincapié en la importancia que tendrá el apartado educativo: expresó su deseo de que "los niños y las niñas amen el flamenco desde las escuelas" y resaltó la importancia de la Cátedra de Flamenco para la investigación de este arte. Asimismo, Díaz habló de un "impulso definitivo" para el Museo del Flamenco de Jerez y los centros dedicados a Camarón de la Isla y a Paco de Lucía.

No es la primera vez que la Junta manifiesta su propósito de afianzar el arte jondo a través de un ambicioso proyecto de promoción. Ayer, entre los asistentes al acto se recordó una iniciativa que la entonces consejera de Cultura Carmen Calvo presentó en 2003, hace ya 15 años: un programa que respondía al nombre de Flamenco Porvenir por el que el Gobierno andaluz invertiría 47 millones de euros en las dos siguientes legislaturas. "Una lluvia de millones en favor del flamenco", tituló entonces este periódico.

Más allá de esos planes que aún tienen que ponerse en marcha, en el acto de San Telmo se trataron realidades más próximas y tangibles: qué aportaba la Junta a la próxima Bienal de Flamenco, que se celebra entre el 6 y el 30 de este mes. Susana Díaz aseguró que, si bien en el Ejecutivo que lidera llevaba "cinco años volcándose" con la cita, esta convocatoria marcaba "un antes y un después", en parte por el simbolismo de la edición que cumple ya el encuentro, la número 20.

Tras los discursos de Díaz, del consejero de Cultura Miguel Ángel Vázquez y del alcalde Juan Espadas, los diferentes artistas que pasarán en esta Bienal por el escenario del Central detallaron las particularidades de sus espectáculos. La granadina Patricia Guerrero adelantó de Distopía, que se verá el día 9, que se trata de un montaje "duro, porque lo que cuenta es crudo, pero también hermoso", dice la bailaora, que tras aquella denuncia de la opresión de la mujer en Catedral ahonda en su "compromiso" con el retrato de "una sociedad aparentemente utópica que en su interior está destruida". Para su obra se acompaña de un equipo "grandísimo" del que destacó al guitarrista Dani de Morón y al director Juan Dolores Caballero.

La gaditana María Moreno estará el día 25 en el Central con De la Concepción, y para su espectáculo también se ha rodeado de dos grandes: Eva Yerbabuena, encargada de la dramaturgia y la dirección escénica, y Andrés Marín, responsable del guión y de la dirección musical. Moreno propone una obra con "texturas autobiográficas" en la que asoman sus "inquietudes", pero, reconoce con modestia, "es el trabajo de un equipo, para nada unproyecto individual".

Acompañada por Alfredo Lagos en la guitarra y por Antonio Moreno en las percusiones, Leonor Leal visita el Teatro Central el 23 con Nocturno, una "fantasía" en la que cabe "todo lo que sugiere la noche" y en la que Leal colabora de nuevo con una "referencia de la danza contemporánea" como María Muñoz, que ya participaba en JRT Sobre Julio Romero de Torres, que Leal montó con Tamara y Úrsula López.

Isabel Bayón regresará el 29 para compartir con el público su espléndida madurez en Yo soy, una obra con la que quiere "entender por qué soy como soy" y en la que rinde un homenaje a "mi abuela, mi madre, mis maestros" porque "en la vida llevamos una mochila de cosas que no nos pertenecen, regalos que nos da la gente más próxima".

Convencidos de que "la vida es un viaje, una tournée" en la que no se para de bailar y de soñar, Pilar Ogalla y Andrés Peña han titulado la obra que representan en el Teatro Central el día 21 La Tournée, una propuesta que cuenta con la dirección escénica de David Coria. Los bailaores han incluido en el conjunto "piezas que ya teníamos y que forman parte de nuestro universo", explica Ogalla sobre una creación en la que se enfrentan "lo cotidiano y conservador en contraste con lo nuevo e innovador" y que sus responsables definen como "una tournée de experiencias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios