Cultura

Intenso drama humano

CineBox Aqualon Puerto Huelva.- T.O.: 'El secreto de sus ojos'.- Producción: Argentina y España, 2009.- Duración: 129 minutos.- Dirección: Juan José Campanella.- Guión: Eduardo Sacheri y Juan José Campanella basado en la novela La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri.- Fotografía: Félix Monti.- Música: Federico Jusid.- Montaje: Juan José Campanella.- Intérpretes: Ricardo Darín, Soledad Villamil, Pablo Rago, Javier Rodino, Guillermo Francella.

Que Juan José Campanella es un magnífico director lo avala su excelente filmografía donde figuran títulos adorables como El mismo amor, la misma lluvia (1999), que viéramos en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva; El hijo de la novia (2001) y Luna de Avellaneda (2004), un film éste especialmente encantador. En las tres ocasiones con Ricardo Darín, especie de actor-fetiche como protagonista, que ha formado con el realizador una pareja artística de envidiable fortuna. Lástima que el jurado del recientemente celebrado Festival de San Sebastián reincidiera en el síndrome orientalista de tantos otros jurados, premiando a la película china City of life and death, cuando la favorita del público era el film argentino, suceso de extraordinaria acogida popular en las salas de Argentina.

Estamos ante una brillante combinación de géneros: la intriga policial, el llamado thriller, con evidente tono de cine negro, la comedia romántica y el intenso drama humano. Basado en la novela La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri, éste ha compuesto con el propio Juan José Campanella un guión donde se cuenta la resolución de un crimen que, tras veinticinco años de investigación judicial todavía no ha sido aclarado. A través de la reapertura del caso también se indagará en las heridas de quienes realizaron esas pesquisas. Los protagonistas, Benjamín, que decide escribir una novela basada en el crimen que le obsesionó durante tanto tiempo, e Irene, su jefa en el tiempo en que trabajaba en el Juzgado de lo Penal, a la que amó en silencio, sentirán en sus vidas la pesada huella del pasado.

Con buen tacto y con acierto elogiable Juan José Campanella ha sabido aprovechar el tema para abordar toda una época en la vida argentina, antes de iniciarse la época amarga de la dictadura militar, que no se ha tratado mucho en el cine, más incisivo en el tiempo duro de aquella insidia aniquiladora de triste memoria. Porque como dice Campanella: "La gente cree que todo empezó en Argentina en 1976 y no es así". Esa vuelta atrás en la historia le ha permitido al director encarar una realidad muy reveladora, magníficamente escenificada en la pantalla. Ese excelente retrato de la época corre la misma suerte que los propios personajes tanto por el perfecto perfil de éstos como por el destino de sus aventuras personales y el notable enfoque cinematográfico que proporciona al argumento.

Uno de los aspectos que cautiva de una manera singular en el desarrollo de esta historia es la sutil ejecutoria que el director utiliza para mezclar intriga, drama y comedia. Éstas transcurren con una fluidez, con una sutileza, extraordinarias, de manera que matiza los tiempos con una habilidad apasionante. Pero todo esto, con ser admirable, no sería del todo completo sin la participación y contribución de los actores, que, siguiendo la tradición de los espléndidos actores argentinos, dotan de extraordinaria entidad humana a sus personajes. Desde el siempre efectivo y sorprendentemente natural Ricardo Darín hasta el famoso actor cómico argentino Guillermo Francella, pasando por la encantadora Soledad Villamil, que seduce tanto por su belleza como por su sensibilidad y talento. El secreto de sus ojos es una de esas películas que se recuerdan de forma inmarcesible y que en el juego del tiempo, tan bien articulado, con sus saltos temporales, revela no sólo lo que sucedió en el pasado sino también la historia de amor que nunca fue así como otras vivencias personales. Realmente una gran película.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios