Cultura

Los patronos del Festival Iberoamericano se plantean la continuidad de su director

  • Ocho años después de la designación de Eduardo Trías, las administraciones abren la puerta a una figura de consenso El objetivo: relanzar la muestra con patrocinios privados

Comentarios 6

Las últimas ediciones del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que celebrará su 40 cumpleaños entre el 15 y 22 de noviembre próximos, han estado marcadas por la merma presupuestaria, motivada por las dificultades que atraviesan las administraciones públicas que componen su patronato: el Ayuntamiento y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, controladas por el PP; y la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial, por el PSOE.

La pérdida de grandes patrocinadores como Cepsa, que aportaba 60.000 euros, y el hecho de que otros certámenes, como el de Málaga o San Sebastián -en auge- dediquen en su sección oficial un apartado al cine latinoamericano también han influido en las últimas citas.

Ante esta nueva coyuntura (muy distinta a la que afrontaba la muestra en sus orígenes), la finalización del contrato del actual director, Eduardo Trías, al frente de la cita cinematográfica desde hace ocho años, abre la puerta a un posible cambio de rumbo del certamen. Esta revitalización podría llegar de la mano de una figura de consenso que tenga relevancia en el sector audiovisual y que, según fuentes consultadas por este periódico, cuente con uno o varios patrocinadores privados, siendo parte de su retribución dependiente de estas empresas (el sueldo de Trías, que se vio recortado hace dos años, es de 58.000 euros brutos anuales).

El objetivo prioritario pasaría por impulsar un certamen económicamente venido a menos. Tanto es así que su última edición contó con un presupuesto de 500.000 euros, casi 300.000 procedentes de los patronos -el Ayuntamiento cuenta con cuatro representantes, la Junta dispone de dos y el Gobierno y la Junta de uno, respectivamente- y el resto, de patrocinadores privados y de los ingresos en taquillas.

Pero el gran 'tajo' tuvo lugar en la edición anterior, cuando la muestra vio mermadas sus cuentas a la mitad, al pasar de 842.700 euros en 2011 a 418.700. Ya entonces el Ayuntamiento aportó 94.000 euros (26.000 euros menos que el año anterior), la Consejería de Cultura contribuyó con 85.000 (antes lo hacía con 150.000) y la Diputación con 60.000 (antes eran 90.000). Sólo el Ministerio de Cultura, a través del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, aumentó su aportación en 20.000 euros, ascendiendo esta a un total de 80.000 euros.

El objetivo de que el gran peso económico de la muestra deje de ser soportado por las administraciones públicas ya fue objeto de debate por parte de los patronos al finalizar las muestras de 2012 y 2013. Así, en abril del pasado año, el presidente de la Diputación Provincial, Ignacio Caraballo, aseguró que "claramente habrá que revisar, sentarnos y realizar una reflexión" sobre el festival, con la intención de mejorarlo y apoyarlo, y bajo la premisa de "hablar claro y que todas las administraciones pongan encima de la mesa sus preocupaciones y recursos". Pero la apuesta por consolidar el certamen en una coyuntura adversa y por ir de la mano para evitar los desencuentros escenificados en años anteriores aplazaron cualquier decisión al respecto.

Sin embargo, la necesidad de potenciar lo privado como vía para avanzar -una opción que en la actualidad está generalizada en lo que a política cultural se refiere- se perfila ahora como una apuesta del patronato al completo e, independientemente de la decisión que los patronos adopten sobre la continuidad o no de Eduardo Trías, irán de la mano para que la unanimidad sea plena.

Aunque Eduardo Trías rehusó ayer hacer declaraciones sobre el debate abierto acerca de su continuidad al frente de la dirección, fuentes de su entorno se mostraron sorprendidos, aduciendo que recientemente la dirección ha cerrado un acuerdo con Panamá, país al que irá dedicada la próxima edición, por el que ese gobierno aportará 11.000 euros.

Las mismas fuentes aseguraron que, además, el patronato tiene conocimiento de que está lista la firma de un acuerdo con América Móvil, cuyo principal accionista es el empresario mexicano de origen libanés Carlos Slim. A través de la plataforma filial DLA, la compañía mexicana de telecomunicaciones aportará alrededor de 30.000 euros a la muestra onubense y pondrá en marcha una sala virtual denominada Festival de Cine Internacional de Huelva.

Del mismo modo, indicaron que se están efectuando gestiones para incorporar como patrocinadores-colaboradores a entidades bancarias y empresas privadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios