Cultura

Espías en la Antártida

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7, Al Andalus Punta Umbría y Cines Artesiete Huelva.- T.O.: 'Penguins of Madagascar'.- Producción: Estados Unidos, 2014.- Duración: 96 minutos.- Dirección: Eric Darnell y Simon J. Smith- Guión: John Aboud, Michael Colton, Eric Darnell, Tom McGrath y Brandon Sawyer.- Música: Lorne Balfe.- Montaje: Nick Kenway.- Intérpretes: Animación y las voces en la versión española de Eduard Doncos, Ramon Canals, Pep Anton Muñoz

Nada menos que cinco guionistas, entre ellos uno de los dos directores, son los autores de este spin off de un éxito de la animación que en las salas de cine se estrenó en 2005, con los mismos realizadores de la actual, y siguió con la serie televisiva en 2008. Esta nueva creación demuestra su fidelidad al dibujo animado más clásico. Quizás con resultados no tan afortunados como en anteriores ocasiones esta nueva visión de los espías de la Antártida, mantienen su capacidad entretenimiento para los más pequeños y la abundancia de pasajes divertidos que harán reír mucho al público infantil.

Una nueva incursión transoceánica lleva a los simpáticos protagonistas de la Antártida a Kentucky en Estados Unidos pasando por Venecia, el desierto del Gobi, Shanghai, el sur del Pacífico y Nueva York. Los pingüinos, Capitán, el valiente líder del equipo y guardián del código; Kowalski, cerebro del grupo; Rico, capaz de hacer estallar cuanto se le ponga por delante y Soldado, el último y al que a veces dan de lado pero con un corazón que no le cabe en el pecho, dispuesto siempre a cualquier reto por peligroso que sea, se integran en el comando de élite llamado Viento Norte para impedir que el malvado Dr. Octavio Salitre destruya el mundo.

Quizás con menos vigor que sus precedentes pero con suficientes dosis de humor y pasajes divertidos, la película consigue pronto hacer reír por igual a pequeños y mayores, muchos de ellos acompañantes de los espectadores de menor edad. Desde sus primeras imágenes en la Antártida el público puede apreciar los entrañables lazos que unen al grupo y sus ocurrentes travesuras a la vez que graciosamente se critica la envidia, la ciencia desprovista de sus principios éticos y la ligereza con la que a veces se tratan los valores esenciales de la naturaleza.

En la realización, ágil, aunque en ocasiones pierda fuerza en su capacidad de entretenimiento, quizás por demasiadas concesiones a la gracia fácil, se ha tratado de potenciar la animación, abundando algunos momentos ingeniosos y gags visuales, mezclados con algunas punzadas de crítica social para que nada falte.

Hay en todo caso, como es habitual en estas historias, una intención ejemplarizante en la que se resaltan la amistad y la solidaridad. En suma un espectáculo inteligente, bien dirigido por Eric Darnell y Tom MacGrath, que tras un largo trabajo -diez segundos de película una semana-, dan una valiosa expresividad y gracia a la historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios