Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Toros

La peña taurina la Divisa homenajea al veterano varilarguero Antonio Peralta

  • Emotivo acto el celebrado anoche en la instalaciones del Centro Cívico del antiguo Convento del Carmen triguereño.

La peña taurina La Divisa homenajeo anoche en Trigueros al veterano varilarguero Antonio Peralta.

En el acto coordinado por el crítico taurino Pepe Ruciero intervinieron además los matadores de toros José Antonio Carretero y Domingo Valderrama, el ganadero y empresario José Conquero además del hijo del homenajeado, otro Antonio Peralta también picador en ejercicio y al que cedió su sitio en la mesa el presidente de la tertulia triguereña nada más comenzar el acto.

El acto de anoche se encuadra dentro de esos homenaje que se hacen imprescindibles por justicia hacia quien lo recibe y Antonio Peralta tenía méritos suficientes en ese zurrón que la vida le ha otorgado como profesional como para que Trigueros tuviese la sensibilidad de hacer llegar a esta tierra la importancia que a veces la cercanía tapa en demasía hacia los personajes que lo merecen.

Antonio repasó emocionado en los primeros compases de la noche su vida de siempre en el campo gaditano en esa finca de mítico nombre como es Los Alburejos. Su delicada estampa de niño, su crianza, el paso por distintas ganaderías como responsable entre ellas la de Guardiola y esas etapas como responsable en distintas ganaderías entre ellas la de su amigo Pepe Conquero quien le definió en varios pasajes de la noche “como de la familia”.

Lo cierto es que el bagaje de Antonio Peralta ha sido el de un hombre curtido en el oficio de tardes duras y difíciles de las cuales dieron fe dos matadores con los que anduvo colocado y que no quisieron perder ocasión de ser nexo de unión de recuerdos y anécdotas vividas junto al gran protagonista de la noche.

En esa línea José Antonio carretero le definió como un profesional que en ese tiempo de tardes duras se necesitaba tener al lado porque era de “los que castigaba bien desde el caballo”.

Valderrama comentó por su parte retazos de una infancia vivida y de las enseñanzas que como caballista siempre recibió de Antonio Peralta.

Por parte de su hijo éste explicó a la audiencia todos los impedimentos que puso su padre para que llegara a ser picador. Pasajes de admiración personal hacia la persona del veterano picador que tantas y tantas veces se montó a caballo para ayudar en una tarde.

La Divisa así se lo reconoció pero si en algo se agrandó anoche el homenaje fue en esa magistral actuación de Isabel Augusto en ese sentimiento de raza y arte con el que la bailaora desenvolvió sobre las tablas del Centro Cívico el personal homenaje a su suegro.

Después inevitablemente llegaron distinciones, agradecimientos y fotos de familia, más lo principal estaba hecho: justicia para la carrera de un excelente profesional a caballo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios