Cultura

Cómics desde Huelva y Sevilla

  • Historias sin futuro (2022), de José Luis Escalante, Juan Baez, Federico González y Carlos Hermo, que recopila sus historietas publicadas em revistas de Toutain durante la Transición

  • Código de honor

Una de las secuencias.

Una de las secuencias. / M. G (Huelva)

Este álbum cuenta cómo en el sello editorial onubense El Libro Feroz ha lanzado en el presente año 2022 un tebeo antológico que recoge toda la obra en historietas ilustradas por el magnífico dibujante hispalense José Luis Escalante.

Se trata de Historias sin futuro, un título que reúne toda la obra en cómic de José Luis Escalante (Sevilla, 1951), artista que se clasificó hasta en tres ocasiones en los concursos convocados por Josep Toutain Editor a través de sus revistas 1984 y Comix Internacional en la búsqueda de nuevos talentos para las páginas de sus revistas.En colaboración con guionistas también andaluces como Juan Baez (Huelva, 1966), Federico González (Sevilla, 1953) y Carlos Hermo (Huelva, 1964), José Luis Escalante emprendió la aventura de dibujar cómics con las legítimas aspiraciones de convertirse en un profesional del medio, en un momento en el que la historieta estaba en un gran auge debido a la fiebre por las revistas de cómics para adultos que había generado la Transición Española. José Luis Escalante intentó convertirse en profesional desde el arranque del llamado boom del cómic español, desde el año 1981, quedando finalista de los concursos de Toutain en aquel año y en 1984. Lo ganó, finalmente, en 1987 y luego continuaría produciendo historietas para Toutain Editor durante los años noventa, para las revistas Zona 84 y Creepy, sobre todo, aunque también publicó ilustraciones e historietas en bastantes revistas y fanzines andaluces.

La obra de José Luis Escalante es muy característica de sus tiempos. Durante el boom del cómic español se vivió también el auge de la distopía, y ese tipo de argumentos calaron muy bien entre la población lectora de tebeos de la recién estrenada democracia española, que no conocía en primera persona los rigores de la dictadura militar que había sido vivida por sus padres, pero que sí habían heredado el rencor producto de dicha represión. Por esta circunstancia, no es extraño que las historietas producidas por José Luis Escalante giren en torno a temas vinculados con las restricciones: el control de la libertad, la cara más perversa de la tecnología, el dominio del mundo por parte de las grandes corporaciones, la sombra del militarismo, etcétera.

Todo ello envuelto en un contexto hipertecnificado, lo cual nos permitiría calificar casi toda la obra de José Luis Escalante y de sus guionistas como cyberpunk, si no fuera porque se refleja una predilección de los autores por el wéstern muy a las claras.

Las historietas de José Luis Escalante transmiten ese sabor que se paladea cuando se leen cómics del siglo XX, que hoy parecen ingenuos, debido al diferente ritmo del relato que se ha impuesto en la actualidad, más lineal y extendido. A destacar en este libro su cuidadísima edición, que hace que estas páginas lleguen a los ojos de los lectores en perfecto estado de revista, cuidando hasta el más mínimo detalle, con ese delicioso tufillo que solamente desprenden los pastelitos bien hechos y los perfumes elegantes, y que se identifica con el inconfundible aroma de la pulcritud. Se trata de un álbum de gran formato, encuadernado en cartoné y con sobrecubiertas, excelentemente ilustrado, presentado y aderezado con impactantes imágenes.

Pero lo mejor, sin ninguna duda, es la puesta a punto que José Luis Escalante ha hecho a sus historietas. No se trata de la recuperación de un conjunto de cómics de los ochenta, sino de una restauración en toda regla: gran parte de las viñetas han sido redibujadas, con fondos nuevos, con grises reformulados, con retoques que mejoran sobremanera los dibujos originales. Resulta llamativa la transformación de los fondos, porque donde antes había unos fondos apenas detallados, ahora se muestra una estampa andaluza con una gran profundidad de campo. La comparación entre la edición que hizo en su día Toutain de algunas de estas obras (sobre todo las que hizo en el suplemento Forja 84) deja ver un trabajo de mejora incuestionable e impresionante.

Aparte de las publicaciones de Toutain, las obras de José Luis Escalante aparecieron en otras cabeceras como Círculo Andaluz de Tebeos, Camaleón Cómics (lujosa revista editada por la Diputación Provincial de Huelva) y BarZelona Cómic.

La próxima semana: El final del camino (1986), de Jean-Michel Charlier y Jean Giraud, vigésimo segundo álbum de la serie Blueberry, cuyo protagonista sigue tratando de demostrar su inocencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios