Cultura

Ciclo musical

Cine Fórum La Gota de Leche.- T.O.: 'Singin´in the rain'.- Producción: U.S.A.,1952.- Duración: 99 minutos.- Dirección: Stanley Donen y Gene Kelly.- Guión: Adolph Green y Betty Comden.- Fotografía: Harold Rosson.- Música: Roger Edens y Al Hoffman.- Montaje: Adrienne Fazan.- Intérpretes: Gene Kelly, Debbie Reynolds, Donald O´Connor, Cyd Charisse, Douglas Fowley, Jean Hagen, Rita Moreno, Millard Mitchell

No se ha podido empezar mejor este ciclo que en este mes de Mayo nos brinda el Cine Forum La Gota de Leche dedicado al musical, término sencillo con el que se conoce este género tan genuinamente norteamericano. Junto a títulos como West side story (1961), de Robert Wise y Jerome Robbins, sin duda el espectáculo total en el cine, y Un americano en París (1951), de Vicente Minelli, Cantando bajo la lluvia es uno de las producciones más significativas en la historia de esta especialidad cinematográfica. Como en la primera película de referencia donde se unieron un director de notable prestigio en el melodrama, Robert Wise, y un excepcional coreógrafo, Jerome Robbins, aquí se juntan un prestigioso realizador de comedias con un bailarín de largo recorrido en el espectáculo musical de Broadway y del propio cine, Gene Kelly. El resultado es sencillamente fastuoso.

Coordinando acertadamente elementos tan valiosos como la comedia, las canciones, la música y el baile se nos presenta una ingeniosa parodia de uno de los momentos trascendentales en la historia del cine y en las innovaciones de su técnica: la llegada del cine sonoro que supuso una crisis para ciertos estudios, realizadores e intérpretes. Cuando Don Lockwood, un ídolo del cine mudo, en pleno apogeo de su fama, su éxito y su fortuna, se dispone a rodar una película musical, descubre que la fascinante estrella Lina Lamont, pareja inefable del realizador, tiene una voz aflautada y estridente que destruye su imagen, y por tanto la película, en el nuevo sistema sonoro. Una aspirante a actriz, Cathy Seldon, será el gran descubrimiento del protagonista.

Tan sencillo argumento le sirve a Stanley Donen y Gene Kelly para realizar una gran película. Sobre ese problema del paso del cine mudo al sonoro que para algunas figuras de la época supuso un grave conflicto, con todos las consecuencias innovadoras en el ámbito de la producción, la dirección y la interpretación, convierten la historia en un compendio de brillantes escenas y gloriosos números musicales, que si bien el más recordado, iconográfico e emblemático es aquel en que Gene Kelly de manera incomparable canta bajo un paraguas mientras arrecia la lluvia, del que se extrae el título del film, no son menos admirables el que protagoniza Donald O´Connor, otro cómico y bailarín memorable, interpretando el impagable Make em laugh o la espléndida actuación de Cyd Charisse, ninfa egeria de las coreografías de Gene Kelly, las piernas más bellas del cine, en las postrimerías de la película, cuyo baile, Broadway rythm ballet, sin ser el mejor, resulta deslumbrante.

Cantando bajo la lluvia contiene, realza y establece todos los valores del cine musical, sus constantes, sus méritos más característicos y sus más destacados atractivos, sobre todo porque esa yuxtaposición de escenas de pura comedia y números musicales está lograda a través de un tránsito muy natural, nada artificioso y perfectamente amalgamado con la raíz de la historia, su proceso narrativo y su puesta en escena. Esos números musicales, hábil e ingeniosamente escritos y compuestos por Arthur Freed y Nacio Herb Brown, diestramente coreografiados por Gene Kelly, constituyen la esencia del planteamiento satírico, mordaz y ocurrente de la comedia, llena de jugosas anécdotas y divertidos pasajes, ilustrándola brillantemente. Y todo ello se enriquece con la estupenda fotografía de Hal Rosson de valores cromáticos muy estimables. En suma el mejor inicio de este interesante y atractivo ciclo musical.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios