Cultura

Caso: "Mi intención es pasar por el mundo acariciándolo, antes que pisoteándolo"

  • La escritora Ángeles Caso propone en 'Contra el viento', el último Premio Planeta, un relato de solidaridad entre mujeres · "Es la historia de una heroína, que afronta la desgracia con alegría de vivir"

Asegura Ángeles Caso que su "primer compromiso" es con la literatura, pero precisa a continuación que a través de obras como la biografía de Elisabeth, la emperatriz de Austria-Hungría, o el ensayo Las olvidadas ha defendido otra causa, la de la solidaridad con el género femenino. Su devoción por la Historia originó que en varias ocasiones rescatara a personajes brillantes del pasado, pero ahora ha sido la vida la que le ha puesto en contacto con unas "mujeres maravillosas", un grupo de inmigrantes caboverdianas que han inspirado Contra el viento, la novela con la que el jueves se hizo con el Premio Planeta.

Para el libro, Caso ha tomado prestadas "las vidas de mis amigas caboverdianas", personas que por su entereza ante la adversidad le hicieron comprender que las inmigrantes "son las heroínas del siglo XXI". La protagonista, São, posee las mismas heridas que la mujer que ha cuidado a su hija desde que ésta era pequeña, alguien que ha sufrido el desarraigo, el racismo y los malos tratos de su padre y su pareja, pero que mira hacia la luz y no se detiene en las tinieblas. "Es la historia de una heroína que ha podido con todo, que afronta la desgracia con alegría de vivir, algo que deberíamos aprender las mujeres de aquí, que nos deprimimos cuando nos descubrimos una arruga", admite la autora de El peso de las sombras poco después de hacerse pública su victoria, tranquila tras comprobar que el aparatoso desvanecimiento de Pere Gimferrer no parece revestir gravedad.

Contra el viento es una narración que se decanta hacia la esperanza, también el relato de unas mujeres que se apoyan entre sí, una obra que reivindica valores como la bondad y la solidaridad. "Hacer el mal es muy fácil", sostiene Caso al respecto. "Ser bueno es una actitud intelectual y un esfuerzo difícil. Yo en algunos momentos he sido mala, como todos, pero intento pasar por el mundo acariciándolo y no pisoteándolo", afirma la escritora.

Caso deja atrás los sentimientos positivos y reflexiona sobre uno de los temas oscuros que asoman por las páginas del libro, el racismo. "No creo que seamos un país especialmente racista, pero sí hay racismo, o al menos hay algunos que lo practican", expresa. No es una impresión sin fundamento: no hace mucho, cuenta, una amiga y su hija sufrieron la agresión de una mujer que les exigía sus asientos en un medio de transporte.

Aunque es una novela sobre la lealtad y la fortaleza femeninas, Caso espera que los lectores no interpreten que es una novela para mujeres únicamente. Ella, una lectora voraz que se inició con la evasión a universos marcadamente masculinos -"desde Homero a Stevenson"-, no entiende "por qué una historia sobre mujeres tiene que ser sólo disfrutada por ellas". Aspira, dice, a que le lean "seres humanos".

Con el Planeta, Ángeles Caso se enfrenta a una agotadora promoción, pero también aguarda ilusionada el momento en que las amigas que inspiraron la novela puedan ver sus biografías trasladadas a la ficción. "Quería que este regalo de contar su historia les llegara a las manos en formato libro", revela, "por eso no les había pasado nada hasta ahora". En su gira le acompañará el malagueño Emilio Calderón, finalista del premio con La bailarina y el inglés. "Por suerte no es Risto Mejide", bromea aliviada ante los rumores que daban al publicista, horas antes del fallo del galardón, como un aspirante con posibilidades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios