Cultura

Borensztein relata la historia de un forastero en un lugar sin ley en 'Kóblic'

  • Ricardo Darín e Inma Cuesta protagonizan la cinta, que compite en el Festival de Málaga

Ricardo Daríin y Dani Rovira son los protagonistas de las dos películas de ayer en la sección oficial del Festival de Cine de Málaga, Kóblic, de Sebastián Borensztein, y El futuro ya no es lo que era, de Pedro Barbero, aunque ninguno de los dos estuvo presente por distintos compromisos.

En lo que su director califica de "western criollo", Darín encarna a un comandante de la Armada argentina que debe pilotar un "vuelo de la muerte" y, atormentado por la suerte de los prisioneros de la dictadura, toma una decisión que le obliga a huir a un pequeño pueblo de la Pampa donde la ley es dictada por un corrupto comisario (Óscar Martínez) y donde conocerá a Nancy (Inma Cuesta).

Pese a que esta coproducción hispanoargentina coincide con los 40 años del comienzo de la dictadura militar en ese país, Borensztein asegura que "no es una película testimonial, pero era interesante utilizar como contexto algo histórico para crear una ficción".

"Kóblic es un personaje de ficción. Sabemos muy poco de esos vuelos; hay un pacto de silencio alrededor y no hay información oficial, pero fueron tantos vuelos que existe la posibilidad de que hubiera un desertor, un apóstata o renegado", añadió.

La cinta coincide con el western en la estructura "de un forastero que, escondiendo su pasado, se encuentra en un pueblo sin ley, o donde la ley es un hombre muy corrupto".

Para Inma Cuesta, el principal reto y dificultad de su personaje fue el acento y "conseguir que fuera creíble como chica argentina del interior".

"Estar en la zona de confort no es positivo para un artista ni te ayuda a crecer. Esto era un reto y quiero volver", resaltó Cuesta, que para elegir los proyectos en los que se embarca se deja llevar "por las cosas que están ocurriendo y por la intuición".

De muy distinto tono fue la otra película de la jornada, El futuro ya no es lo que era, una "comedia posromántica", en palabras de su director, Pedro Barbero.

Dani Rovira interpreta a un exitoso futurólogo de una televisión local que, en su vida personal, es incapaz de entender a su exmujer (Carolina Bang), a sus hijos (Saúl Barceló y Lucía de la Fuente) y a su madre (Carmen Maura), y se sentirá en una encrucijada cuando recibe una oferta de una televisión nacional.

Barbero considera que esta historia va más allá de las comedias románticas que tanto abundan en la pantalla "de chico y chica que se conocen, se pelean, se recuperan, se besan y llega el fin de la película".

Aquí se muestra "una historia de amor perfecta cuyos protagonistas cerraron esa puerta y en la película se vuelve a abrir y se descubre una comedia mucho más ácida porque han pasado muchas cosas y el romanticismo se ha escapado por la ventana".

Para el director, la película "es mucho más que Dani Rovira", porque "no está hecha para él", pero cuando ya estaba escrita pensó que podría ser el protagonista, ya que "los actores cómicos normalmente son también grandes actores dramáticos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios