Cultura

Banderas: "Ha llegado el momento en mi vida de interpretar a Picasso'

A pocos meses de cumplir el próximo verano los 54 años, el actor malagueño Antonio Banderas cree que "ha llegado el momento" en su vida de interpretar a su paisano más universal, Pablo Picasso, y lo hará a las órdenes de Carlos Saura en 33 días, la película sobre la creación del Guernica. "Había rechazado en algún momento interpretar a don Pablo, pero ha llegado un momento en mi vida en el que lo entiendo mejor, y estoy casi en la edad en que se producen esos acontecimientos de1937, cuando él tenía 55 ó 56 años, y yo estoy cerquita", aseguró ayer Banderas.

La película "es un retrato de un tiempo muy duro, con la Guerra Civil española de por medio, y con un encargo de la República para que realice un mural que Picasso en principio rechaza y después acepta cuando se produce el bombardeo de Guernica", explicó. "Es un momento personal muy especial también para Picasso -continuó- y para su relación con las mujeres, y está cargado de tribulaciones sobre la pintura, porque empieza a pensar incluso en escribir más que en pintar, y es un momento crucial de su vida".

El proyecto supone además volver a trabajar "con un amigo y un hombre al que España le debe mucho desde el punto de vista cinematográfico y cultural, don Carlos Saura". También es un acicate, según Banderas la presencia del director de fotografía Vittorio Storaro, "una gran leyenda de la cinematografía mundial", y de la actriz Gwyneth Paltrow, a la que propuso el propio Banderas y que está "absolutamente enamorada de España y habla el castellano y el francés perfectamente".

La duda está ahora en saber si se podrá rodar "en los idiomas en los que los hechos sucedieron", porque "es muy difícil hacer las preventas internacionales cuando la película no está hablada en inglés, y los mercados ponen muchas reticencias a eso".

El rodaje ha sufrido retrasos al estar en concurso de acreedores la productora que inicialmente iba a financiar la película, que también poseía los derechos del guión. "Hay una colisión de legalidades y estamos tratando de resolverla a nuestro favor. Esperamos que se solucione pronto, porque los concursos de acreedores pueden dilatarse demasiado en el tiempo, pero podríamos estar en disposición de rodar a finales de este verano, y si no, nos desplazaríamos a marzo de 2015", concretó el malagueño.

El realizador Carlos Saura también habló del proyecto en su reciente visita a la ciudad con motivo del Festival de Cine Español de Málaga. Confesó en una entrevista que le hubiera gustado titular la película Guernica, aunque "es difícil negociar con la familia", por lo que el título registrado para el largometraje es 33 días. Sobre los problemas de con la productora, lamentó haber "perdido algunas oportunidades", porque la película "se podría haber hecho". Sin embargo, sí que reconoció el mérito de Banderas por "tomar la sarten por el mango" y lograr que el proyecto vaya por buen camino.

El actor, que ayer fimó un acuerdo con el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, para la construcción de la casa hermandad de las Cofradías Fusionadas, a las que pertenece, vivirá toda la Semana Santa de Málaga, donde seguirá hasta el 3 de mayo, cuando viajará a Colombia. "Después tengo que ir a Perú, vuelvo a Los Angeles, ruedo allí cinco días, voy al Festival de Cannes y ahí terminará mi año profesional, porque descansaré en verano y programaré el año siguiente, que puede ser muy interesante".

Estos días en la Semana Santa de Málaga le sirven para "recargar baterías y después continuar dando tumbos por todo el mundo", después de un año "muy largo" para él, "con cuatro películas, mucha actividad profesional y mucho viaje". "Son días de familia, de amigos y de darme una sobredosis de mi tierra", ha dicho Antonio Banderas, que aunque mantiene su casa de Marbella, ciudad a la que "quiere mucho", desveló que se ha comprado un ático en Málaga, porque es donde nació y donde están "los amigos y la familia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios