Cultura

El Ayuntamiento de Sevilla y el director del festival firman una tregua tras la polémica inauguración

  • Martín-Domínguez dice que "en Cannes hubo que suspender también una proyección este año"

A pesar de que fuentes del Ayuntamiento aseguraron a la prensa el viernes que la desastrosa proyección de Los muertos no se tocan, nene en la gala inaugural le costaría el puesto al director del festival, Javier Martín-Domínguez, quien al parecer ya arrastraba varios desencuentros con el nuevo gobierno municipal, la delegada de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, atribuyó ayer esta información a "la confusión del momento" y declaró que el responsable de la cita "no va a ser cesado". Martín-Domínguez, por su parte, explicó que fue un golpe dado a uno de los altavoces lo que provocó los problemas de sonido, sumado a las limitaciones técnicas que supone el hecho de que el Lope de Vega "no es un cine, es un teatro". Además, quiso restar importancia al episodio diciendo que "suspender una proyección es algo que ha pasado este año, sin ir más lejos, en Cannes". También el director de Los muertos no se tocan, nene, José Luis García Sánchez, que en la apertura del festival mostró un considerable enfado, asistió ayer a un pase matinal de filme con el ánimo más distendido.

El grupo socialista en el Ayuntamiento sevillano pidió ayer al alcalde que "más diligencia, seriedad y entrega en la gestión de Cultura en la ciudad y que el anecdótico fallo de sonido en la proyección sirva de revulsivo y llamada de atención para que se corten en seco los varios descuidos que ya acumulan en apenas cinco meses". Asimismo, el PSOE quiso dejar clara su apuesta por la continuidad de un festival "que ha venido madurando a lo largo de las 8 ediciones, que ha conseguido un hueco internacional y que debe seguir situando a Sevilla en el panorama de distribuidoras, directores, actores, crítica y público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios