Argentina | Cantaora

"El flamenco debería estudiarse ya en los colegios"

  • La artista onubense presenta este viernes su nuevo montaje, titulado 'Hábitat', en el Teatro CajaGranada a las 21:00 

  • El espectáculo de "flamenco tradicional" gustó mucho en la pasada Bienal de Sevilla

La cantaora onubense, en una fotografía reciente. La cantaora onubense, en una fotografía reciente.

La cantaora onubense, en una fotografía reciente. / Juan Carlos Vázquez

-Presenta hoy en Granada Hábitat, donde usted actúa "en plena libertad" creativa, con base en un "estado total de compromiso con el arte flamenco". ¿Qué le empujó a crear este espectáculo?

-La Bienal de Sevilla nos lo encargó y nos pusimos a ello. Es un espectáculo de flamenco tradicional pensado para la Bienal. Hay guitarra, cante y palmas.

-El crítico Juan Verguillos dice que "en su garganta el cante flamenco clásico es un recién nacido". ¿Cómo se innova en el flamenco sin caer en la anécdota?

-Sin dejar de recordar a los maestros y llevando a la actualidad la tradición. Al final lo clásico suena moderno. Ahí no hay trampa ni cartón.

-Homenajea a la Paquera en su montaje. ¿Quiénes son sus cantaoras y cantaores de referencia?

-La Paquera es mi preferida. También Fernanda y Bernarda de Utrera, Manolo Vargas, Antonio Mairena, Manolo Caracol, la Niña de los Peines. De cada uno puedo aprender una cosa nueva.

-Colabora con el músico portugués Rao Kyao y la estrella del jazz José Carra en su último disco. ¿Cuál es el límite para una cantante de flamenco?

-No hay límites. Una vez dominas el flamenco creo que se puede con todo. El artista flamenco es capaz de adaptarse a cualquier música.

La artista presenta su nuevo espectáculo este jueves en Granada. La artista presenta su nuevo espectáculo este jueves en Granada.

La artista presenta su nuevo espectáculo este jueves en Granada. / María Luna Huerta

-¿El flamenco tiene que ser ante todo versátil?

-Lo de ser versátil se puede aprender, pero creo que se tiene o no se tiene. Un flamenco puede cantar de todo. A algunos se les nota más su sello flamenco por su personalidad y hay otros que hacen un quejío flamenco y no se le nota.

-María Terremoto me dijo en una entrevista que "si uno quiere escuchar flamenco no se pone Rosalía, se pone a Dolores Agujetas, Juana la del Pipa, Pedro El Granaíno o Arcángel". ¿Está de acuerdo?

-En gran parte tiene razón. Cuando no has escuchado a ninguno de los cantaores que ha citado María y pones flamenco en internet y te sale ella crees que eso es flamenco. Lo que a nosotros nos duele es que la gente crea que sólo eso es flamenco. Ella lo que está haciendo es fusión, no flamenco. Mezcla el flamenco y el trap. Hoy me decían en una entrevista que Enrique Morente había sido un trampolín para la gente del rock. Rosalía sin quererlo hace que mucha gente acabe investigando y escuchando a otros cantaores.

-Hoy se cumplen ocho años de la muerte de Morente. ¿Qué se perdió con él?

-Se perdió a un genio que tenía mucho todavía que decir. Él tenía una imaginación infinita. Yo tuve la suerte de conocerlo y se nos ha ido uno de los pilares del flamenco que, por encima de todo, respetaba esta música.

-Él hablaba de traducir la tradición. ¿Esa es la base de todo, no?

-Sí, exactamente. Esa es la fuente de la que hay que beber. Tenemos que mirar hacia los flamencos que nos dejaron ese enorme legado.

-Volviendo a su carrera. ¿Le han puesto más trabas por ser joven o ser mujer?

-Quizá por ser joven. Por ser mujer nunca he sentido rechazado. Todo lo contrario. Cuando te das a conocer los principios son muy duros a no que tengas un buen padrino.

-¿Qué propone para que le flamenco se valore más en este país?

-El flamenco debería estudiarse en los colegios. No sé por qué no se ha hecho ya. Tenemos que luchar porque el flamenco se estudie de forma natural en los colegios y no se hable de él como una música antigua. El flamenco además se renueva continuamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios